ANTICRISTIANISMO GUAY

12 May

190512la-unica-iglesia-que-ilumina-es-la-que-arde

A diferencia de lo que ocurre con determinados colectivos – véase el lobbie LGTBI, desde el que, seguidismo mediático mediante, cualquiera puede ser acusado de homofobia o transfobia incluso por los motivos más nimios – cuando hablamos de delitos de odio, existen otros hacia los que la tan traída y llevada “tolerancia cero” parece aplicarse de manera parcial y sectaria.

 

      Es el caso de los cometidos contra la libertad religiosa y, en concreto, contra los cristianos, delitos que han aumentado en Occidente (aquí en España, por ejemplo, recientes estudios apuntan que el 77% de las invectivas contra la primera se dirigen contra los segundos) ante el muro de silencio cómplice (citando a Cicerón, “la verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio”) de instituciones y partidos políticos.

     Porque la cristianofobia no es privativa del islamismo radical impulsor de atentados en lejanos lugares del mundo. Por desgracia, es un sentimiento arraigado en muchas de las corrientes (feminismo, multiculturalismo, ecologismo, movimiento gay, veganismo o animalismo) que están dando forma hoy a las muy desestructuradas sociedades europeas del presente. Basta rascar un poco para darse cuenta del anticristianismo implícito en amplios círculos de esa izquierda postmoderna cipaya de la vigente tiranía mundialista, lo cual muy poco por no decir nada tiene que ver con el presunto respeto a los derechos y libertades que debería imperar en los “avanzados sistemas democráticos” que algunos presumen vivimos.

      De hecho, se está construyendo una peligrosísima corriente de pensamiento que, ignorando la tradición judeo-cristiana (junto con la filosofía griega y el derecho romano, una de los tres pilares fundamentales de nuestra civilización occidental, no en vano y mal que le pese a tanto buenista acomplejado de sus raíces histórico-culturales, la más laboriosa, racional, avanzada y próspera de cuantas han existido), pretende inculcar a una ciudadanía crecientemente embrutecida y amoral que eso del cristianismo (que no el islam, por aquello de no ser tachados de intransigentes, xenófobos y tal) es una rémora irreconciliable con el progreso impregnada además de expresiones/valores anacrónicos que únicamente merecen burla, desprecio e insulto; burlas, desprecios e insultos que, encima de salirles gratis a sus autores (no les saldrían a buen seguro si los “valientes” que los llevan a cabo los profiriesen contra el credo musulmán: que se lo digan a los dibujantes del semanario satírico francés Charlie Hebdo asesinados en 2015), quedan hasta guay. 

      Así, en los últimos tiempos y en el viejo continente, estamos  asistiendo atónitos a unos escarnios y ultrajes tales hacia los símbolos cristianos – pintadas en las fachadas de iglesias, asaltos a capillas, profanaciones de cementerios, exposiciones obscenas, intentos de sabotajes a procesiones – que, lejos de erigirse en arma revolucionaria frente al gran capital, constituyen el retrato perfecto del simplismo e ignorancia con los que demasiados progres construyen su maniqueo discurso sobre la laicidad, entendida ésta no como una herramienta de integración, sino de enfrentamiento.

      Y es que atacar de forma inmisericorde la plegaria y espiritualidad cristianas ni es revolucionario, ni es heroico, ni es transformador ni nada que se le parezca. Se trata de algo repudiable desde cualquier punto de vista ético, pues únicamente causa dolor a sus creyentes, a la vez que ensucia la causa de quienes (postura muy respetable) no estén de acuerdo con los ideales cristianos.

     Unos ideales (fidelidad, verdad, piedad, amor) nobles que, a tenor de su bimilenaria trayectoria y a pesar de la tibieza, cobardía, abandonismo e hipocresía actual de sus propios seguidores y presbíteros, se fortalecerán y elevarán tras cada afrenta, tras cada blasfemia, tras cada vejación, tras cada caída, como hiciera el mismo Jesús camino del Gólgota.

 

RICARDO HERRERAS

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: