VEGANAZIS

17 Feb

      190217veganazis            

Tras décadas de acomodamiento continuado que parecen haber alumbrado generaciones enteras de sujetos mentalmente atrofiados, temperamentalmente pusilánimes y emocionalmente sensibleros, la muy irracional y relativista sociedad actual resulta en verdad propicia para que proliferen aberraciones de toda índole y condición.

      Ejemplo de ello es el veganismo, corriente marginal en sus orígenes si bien hoy al alza merced a la tontuna y buenismo generalizados el cual promueve básicamente una alimentación en la que se prescinde de todos los productos (en especial carne) que impliquen la muerte de seres vivos animales.

      Si aquí quedara el asunto, no pasaría nada: a fin de cuentas cada uno hace con su vida lo que mejor le parezca y está claro que tiene que haber de todo (también memos) en este mundo. Ocurre que, haciendo gala del victimismo propio de esas minorías a las que se da el brazo y toman el pie, los desaforados adeptos de esta estrafalaria doctrina suelen adoptar una actitud especialmente agresiva contra aquellos que no siguen sus en el fondo supremacistas (como se sabe, los veganos son individuos superiores al resto pues no sienten ira, envidia o rencor), intolerantes (quienes incluyen la carne en su dieta alimenticia son los “criminales” y “asesinos” culpables de todos los males habidos y por haber, claro), absurdos (si los animales se matan es por imitación de la especie humana dominante, ahí queda eso) y fantasiosos (en un planeta vegano no habría guerras, muertes, dolor ni sufrimiento ya que todas las especies cooperarían entre sí, casi fijo) postulados, desencadenando de paso en ellos mismos no pocos comportamientos que, rayando lo enfermizo, estarían más relacionados con ciertos trastornos de la conducta alimentaria y problemas de socialización que con ética ninguna.

      Aun cuando resulta evidente que los seres humanos somos consumidores naturales de carne (no en vano en la boca tenemos cuatro piezas destinadas precisamente a desgarrarla y nuestro sistema digestivo está perfectamente preparado para digerirla), lo cierto es que el argumento principal de estos papanatas parte de una gigantesca falacia. El hecho de no comer carne no supone en absoluto que no se maten animales. ¿O acaso un simple plato de arroz o un simple pedazo de pan no implican también la eliminación de muchos de ellos, teniendo en cuenta que los cultivos masivos acarrean la mayoría de las veces la desaparición de grandes espacios forestales así como defender las propias cosechas (recurriendo incluso a los venenos) de la presencia misma de especies silvestres? Sino, hagan la prueba: visiten un campo ganadero y otro agrícola de idéntica zona y a continuación comparen la diversidad (registrando la presencia de insectos, aves, anfibios, reptiles, peces, mamíferos) que ven en cada uno de ellos…

      Es decir, aunque los veganos no ocasionen la muerte directa de animales, lo que comen sí implica una serie de procesos en los cultivos en donde aquellos terminan siendo afectados de diferentes maneras. Que no lo vean, no lo sepan o prefieran ignorarlo (igual que los que comemos carne no solemos reparar en cómo se sacrifican corderos de manera industrial en un matadero) es otro tema. Lo único cierto es que la muerte está presente de un modo inevitable en el desarrollo humano. No existe el impacto (ambiental o animal) cero, pues para que nosotros podamos vivir muchas formas de vida deben morir, igual que tampoco hay especie animal que se alimente sin segar la existencia de otros animales, directa o indirectamente.

      Esta afirmación sonará sin duda dura y hasta cruel a tanto atiborrado con películas de Disney, pero es una de las verdades más obvias que encierra la inexorable ley de la naturaleza. Ciertamente, a mí también me gustaría vivir en el mejor de los mundos posibles, pero la realidad es muy otra. ¡Asco de vida carnívora!

                                                                                  RICARDO HERRERAS

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: