Archivo | 12:29 am

  POSTUREO

11 Mar

     postureo_para_novatos_guia_para_triunfar_en_instagram_con_las_fotos_de_tus_viajes_2043_940x627  

Hace tiempo venimos escuchando una palabreja que nos tiene a todos un poco descolocados: postureo. ¿Pero esto de qué va?

      Postureo es un término reciente nacido en el entorno de las redes sociales que significa adoptar una actitud (una pose) hacia el exterior con el objetivo último de convencer a los demás de que se pertenece a un status social superior al verdadero o de que se goza de una vida mucho más excitante y divertida de la que en verdad se tiene. También puede referirse a hacer cosas más de cara a la galería que por propia motivación.

      Antaño, para ser un triunfador, era necesario (hablo en líneas generales) hacer o conseguir algo de mérito, adquiriendo de esta forma relevancia y transcendencia social. La cosa empezó a torcerse en los 70´cuando un avispado Warhol pronosticó que “todo el mundo debería tener derecho a 15 minutos de gloria”. Hoy, en la era de la realidad virtual, basta con crear un perfil en Facebook, Twitter o Instagram, hacerse unos cuantos selfies, ensayar “sonrisas Profidén”, tener un poco de tiempo libre y echarle mucho morro para que cualquiera pueda dibujar de cara al respetable una vida tan envidiable como artificial a través de las ubicuas plataformas digitales.

      Ciertamente vivir de las apariencias y, por ende, perseguir la notoriedad, es algo que ha existido siempre. En la misma psicología se habla del “complejo de Eróstrato” (cuyo nombre proviene de un desaprensivo pastor del Éfeso que, al parecer, en el año 356 a. C. y con la única motivación de pasar a la posteridad, no se le ocurrió otra cosa que prender fuego al templo de Diana erigido en dicha ciudad y considerado una de las Maravillas del mundo antiguo) para referirse a esas personas que buscan la fama a cualquier precio.

     Ocurre que, en nuestros días, con el uso patológico de unas nuevas tecnologías donde quien más quien menos alardea de guay, sale guapísimo en las fotos y comenta lo bien que le van las cosas, el fenómeno se ha disparado, ahora con el agravante de que, en un deseo de aprobación perpetuo, lo que se intenta mostrar de forma casi compulsiva es que se es feliz aunque realmente no sea el caso, venga a cuento ni mucho menos se esté convencido de ello. Algo que, en el fondo, no deja de denotar un agudo complejo de inferioridad, una galopante falta de autoestima e incluso un indisimulable vacío interior. Porque, de tanto buscar el reconocimiento ajeno, de tanto pretender ser especiales, de tanto modelar la imagen que se quiere proyectar, terminaremos siendo absorbidos por el personaje que mostramos públicamente, además del desgaste y frustración que ello genera, provocando a medio corto plazo gravísimos trastornos en nuestra personalidad que nos van a conducir a un irremediable deterioro de la función del ego, especialmente a la hora de examinar la realidad.

        Y es que hay algo triste a la par que desalentador en una sociedad para la que la vida se limita cada vez más a la apariencia. “No importa lo que seas, sino lo que aparentes ser”, parece ser el lema. “Como no me gusta quien soy, como mi vida es una mierda, decido dar la imagen de quién no soy y reflejar, de manera gráfica y pública, una peripecia vital llena de momentos apasionantes y memorables, aun cuando ésta sea cualquier cosa menos real”. O algo así. Desde luego, quién está a gusto consigo mismo no creo que necesite de tanto exhibicionismo y egolatría.

      Una lástima, porque al igual que el mayor enemigo de la paz social es hacer creer a los demás lo que no se cree, decir lo que no se piensa y hacer lo contrario de lo que se dice y se piensa (véanse sino los políticos), el mayor enemigo de la propia paz personal es la incoherencia entre lo que somos, lo que decimos y lo que hacemos, la cual, en el caso concreto del postureo, conlleva para más inri unas dosis de autoengaño de proporciones brutales.

 

                                                                                  RICARDO HERRERAS

 

Anuncios

Solicitud de D. Adriano Álvarez a la Diputación de copia de Resolución Judicial

11 Mar

Ha  sido solicitada a nuestra Asociación por D. Adriano  Álvarez Callejo la publicación de  la solicitud que ha realizado a la Diputación, que procedemos a adjuntar

180306 escrito Adriano