Archivo | octubre, 2017

“FÚRGOL” LEAKS

29 Oct

 

La entrada en prisión incondicional sin fianza (solo por decir “fúrgol” lo tendrían que haber enchironado hace años) este pasado mes de julio del sempiterno presidente de la Real Federación Española de Fútbol Ángel María Villar ha sido la guinda a la sucesión de escándalos que vienen salpicando al “deporte rey”, así bautizado por ser el que más seguidores y/o espectadores reúne en todo el mundo.

        Es una evidencia que, en su exitoso devenir, el fútbol  – “ese milagro mediante el cual Europa aprendió a odiarse sin destrozarse”, en palabras de Paul Auster – muy pronto dejó de ser un deporte para convertirse en un espectáculo de masas, solo que ahora, cuando el gran capital lo ha vampirizado imponiéndole sus espurios intereses, cabe decir que se ha convertido en un negocio puro y duro en el que se manejan cantidades de dinero mareantes repartidas en fichajes “galácticos”, intermediarios, derechos televisivos, apuestas, merchandising y demás.

     Vamos, que con tales estipendios el petardazo “se veía de venir”. Recordemos que antes que el susodicho y otros capitostes fueran defenestrados por su opaca gestión al frente de sus cargos en UEFA y FIFA, ya famosos presidentes de clubes habían pasado por la trena. Igualmente, rutilantes estrellas del balón habían demostrado que, pese a nadar en la opulencia, lo de ser buenos contribuyentes con Hacienda parece que no lo han llevado nunca nada bien. Y eso por no hablar de las deudas con la seguridad social de numerosos equipos, las recalificaciones fraudulentas para construir ciudades deportivas o las muy cuestionables subvenciones públicas recibidas. Pero sólo la avaricia, unida a la incompetencia de algunos de sus dirigentes, ha hecho que la situación toque fondo hoy, pues cuando el deporte está en manos de mafiosos que se lucran a costa de ensuciar los valores que debería transmitir el mismo pasa a convertirse en una pura y simple tapadera para la corrupción.

      Si todo ello lo trasladamos a nuestra bendita piel de toro – donde tenemos un presidente del Gobierno que se pasea sin ningún rubor con el diario Marca bajo el brazo, donde tantos negocios en este “capitalismo de amiguetes” se gestan en los palcos VIP de muchos estadios o donde los dos equipos más importantes son a su vez dos de los principales estandartes de la llamada Marca España – concluiremos que el hecho de que el escándalo alcanzase a la RFEF era solo cuestión de tiempo. Es más, el mamoneo que había allí dentro era vox populi bajo el “Villarato”, un mandato de casi tres décadas que ha ido degenerando en el clientelismo más descarado y el consiguiente tráfico de prebendas.

      Existía, sin embargo, un pacto de silencio en torno a ello. Quizás porque en la actualidad el balompié constituye el más poderoso “opio del pueblo” que imaginarse pueda. De esta manera, narcotizado, éste se olvidaría del paro, de la precariedad laboral, de la irrisoria subida anual de pensiones y sueldos…el futbol ha sido y es, que nadie lo dude, un perfecto analgésico (el otro sería la farándula televisiva) para calmar los ánimos de un personal muy quemado con la crisis. Pero como todo activo sedante, ha resultado tener efectos secundarios poco o nada deseables, como estamos viendo.

    En realidad, todo apunta a que lo de Villar y cía. (el mandamás vasco ha caído, pero está por ver si sus en principio bienintencionados sustitutos en el machito serán capaces de ordenar el carajal que tienen ahí montado) sólo es la punta del iceberg de lo mucho turbio que se ha cobijado bajo las mantas de la desmedida afición futbolística que nos caracteriza a los españoles.

      Lo que ha aflorado y a buen seguro aflorará debería hacernos reflexionar, desde luego, al menos para no volver a ser tan memos y descerebrados.

 

forges futbol españa semifinal

 

RICARDO HERRERAS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

El Supremo empuja decididamente la transparencia

23 Oct

 

De  https://DELAJUSTICIA.COM/2017/10/23/el-supremo-empuja-decididamente-la-transparencia/

bl30_think_main_pi_3096332fLa Ley de Transparencia (Ley 19/2013, de 9 de diciembre)  metió el pie en  la puerta para que la administración no la cerrase y ocultase sus intimidades y manejos. El problema es la necesaria reconversión de la mentalidad de autoridades y funcionarios que tienden a tratar con secretismo archivos y expedientes y que se sienten incómodos con el strip-tease público.

Es cierto que la Ley de Transparencia se guía por la regla de la información y las excepciones tasadas, aunque su alambicado diseño conduce a que las administraciones tiendan a escudar la negativa a facilitar información en que “precisa reelaboración”, esto es, que no se trata sencillamente de fotocopiar o facilitar en formato digital sino que dar respuesta requeriría un expurgo de archivos y dedicación de funcionarios con los costes consiguientes. Incluso el propio Congreso no es un ejemplo de transparencia y pone el candado como ya comentamos.

En otras palabras, la Ley quiere que si alguien solicita copia de la licencia otorgada a Carrefour se le facilite a cualquier ciudadano sin pedir razones y en cambio, si alguien solicita una relación de las licencias de todos los hipermercados otorgadas en los últimos tres años con indicación de titulares, tasas y mención de su impacto en los presupuestos municipales, que le sea denegada porque su cumplimentación requiere una labor de expurgo, análisis, gestión y trabajo por los empleados públicos.

Pues bien, la Sala contencioso-administrativa del Supremo ha tenido ocasión de pronunciarse en su reciente Sentencia de 6 de Octubre de 2017 (rec.75/2017)sobre un asunto que impulsa decididamente el derecho a obtener información al amparo de la Ley de Transparencia. Se trataba nada menos que de la solicitud de un particular a la Corporación RTVE de  “información sobre todos los gastos derivados de la participación de España en el concurso “Eurovisión 2015”, incluyendo las partidas correspondientes a viajes, alojamientos, dietas, vestuario, gastos de delegaciones y acompañantes”. La entidad televisiva dio la callada por respuesta y el particular reclamó ante el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno. Este estimó la reclamación pues consideró que “la información solicitada se encontraba en poder de RTVE, sin que ésta tuviera que acudir a entidades u órganos externos para su configuración, al tratarse de un dato de ejecución presupuestaria y liquidación de gastos”.

invisible3La Corporación RTVE recurrió ante el Juzgado Central que desestimó el recurso y cuya sentencia fue apelada ante la Audiencia Nacional que confirmó la sentencia del Juzgado. La Corporación RTVE, inasequible al desaliento, planteó recurso de casación que fue admitido a trámite por el Supremo, considerando de interés casacional por auto de 20 de febrero de 2017, lo siguiente:

<< (…) 2º) Declarar que la cuestión planteada en el recurso que presenta interés casacional objetivo para la formación de la jurisprudencia consiste en interpretar los      artículos 18.1.c      ) y      14.1.h) de la Ley 19/2013     , de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno, para determinar los presupuestos y requisitos necesarios para inadmitir las solicitudes de información cuando sea necesaria una acción previa de reelaboración; y, asimismo, para la aplicación de la limitación de acceso a la información cuando suponga un perjuicio para los intereses económicos y comerciales de la entidad requerida>>.

Y aquí estamos. Veamos lo que la Sala de lo Contencioso-administrativo afirma, o parafraseando a la Real Academia, como “fija,luce y da esplendor a la transparencia”.

1.Primero, fija los términos en que RTVE fundamenta su negativa a ofrecer la información solicitada: “la Corporación RTVE adujo, por primera vez, que la petición de información estaba incursa en la causa de inadmisibilidad prevista en el artículo 18.1.c) de la Ley 19/2013 , por tratarse de una información que requería una acción previa de reelaboración; y que la información solicitada no podía ser proporcionada por aplicación del  artículo 14.1.h/ de la misma Ley , que limita el acceso a la información cuando el acceso a la misma suponga un perjuicio para los intereses económicos y comerciales.”

judge2.Dado que las sentencias del Juzgado y Sala entraron el fondo, el Supremo elude pronunciarse sobre una cuestión interesantísima que consiste en si una administración que no da respuesta a la petición de información, si con ocasión de la reclamación ulterior ante el Consejo de Transparencia, puede desempolvar y sacarse de la chistera un motivo de inadmisión que se calló. O si por el contrario, su silencio desestimatorio impide luego aducir motivos de inadmisión cuando lo cierto es que desaprovechó la ocasión para dictar una resolución motivada de inadmisión.

Como digo, el Supremo elude esta cuestión por innecesaria pero no está de más tener presente que tanto Juzgado Central como Sala de la Audiencia Nacional reprochan que se convierta una causa de inadmisión en causa de desestimación de forma extemporánea.

3. Pero sobre el fondo, el Supremo fija doctrina con claridad y firmeza, en los siguientes términos que serán el mantra o fundamento para robustecer las solicitudes de acceso a información:

La formulación amplia en el reconocimiento y en la regulación legal del derecho de acceso a la información obliga a interpretar de forma estricta, cuando no restrictiva, tanto las limitaciones a ese derecho que se contemplan en el  artículo 14.1 de la Ley 19/2013  como las causas de inadmisión de solicitudes de información que aparecen enumeradas en el artículo 18.1, sin que quepa aceptar limitaciones que supongan un menoscabo injustificado y desproporcionado del derecho de acceso a la información.

Por ello, la causa de inadmisión de las solicitudes de información que se contempla en el  artículo 18.1.c/ de la Ley 19/2013, de 9 de diciembre , no opera cuando quien invoca tal causa de inadmisión no justifique de manera clara y suficiente que resulte necesario ese tratamiento previo o reelaboración de la información.

Asimismo, la posibilidad de limitar el derecho de acceso a la información no constituye una potestad discrecional de la Administración o entidad a la que se solicita información, pues aquél es un derecho reconocido de forma amplia y que sólo puede ser limitado en los casos y en los términos previstos en la Ley; de manera que limitación prevista en el  artículo 14.1.h/ de la Ley 19/2013  no opera cuando quien la invoca no justifica que facilitar la información solicitada puede suponer perjuicio para los intereses económicos y comerciales.

4.Esa es la conclusión del Supremo, pero antes se apoya y asume los importantes razonamientos del Juzgado Central :

Pues bien, una vez más compartimos el parecer del Juzgado Central nº 6 cuando señala en su sentencia (F.J. 3º) que la Corporación RTVE “…no ha justificado que el suministro de la información solicitada exija una labor previa de reelaboración, pues aparte de sus alegaciones ninguna otra prueba se allega que soporte su posición”. Y añade el Juzgado Central que “…La información que se solicita ha de encontrarse en los documentos contables y presupuestarios de la entidad, y no se aprecia que para su suministro exija de una labor previa de reelaboración específica o someter a un tratamiento previo de la información con que se cuenta para obtener algo diferente de lo que se tiene, más allá de constatar las distintas partidas en que se contengan los datos de los gastos efectuados para participar en el festival de Eurovisión 2015, y en su caso la mera adición de las mismas”.

Dicho de otro modo; nada indica que el tipo de información que se solicitaba requiriese algún tipo reelaboración salvo, en su caso, la mera suma de las diversas partidas de gastos; y, en todo caso, la parte recurrente no ha aportado prueba o justificación alguna de que resultase necesario ese tratamiento previo o reelaboración de la información.

5.En cuanto a la limitación del acceso a la información prevista en el artículo 14.1.h/ de la Ley 19/2013, de 9 de diciembre  (cuando el acceso a la información suponga un  perjuicio para los intereses económicos y comerciales ) también recorta su fuerza restrictiva el Supremo en interesantes términos ( que resultan aplicables, mutatis mutandis, a casi cualquier petición de información presupuestaria pública):

Peru-small

No se cuestiona aquí que la Corporación RTVE sea un operador que concurre en un mercado competitivo como es el audiovisual; pero, aceptando ese dato, no ha quedado justificado que facilitar información sobre los gastos efectuados para participar en el festival de Eurovisión 2015 pueda acarrear un perjuicio para los intereses económicos y comerciales, teniendo en cuenta que no se pide información sensible sobre el funcionamiento interno de la Corporación, ni sobre su sistema de producción de programas o estructura de costes; y la solicitud ni siquiera se refiere a un programa de producción propia. En definitiva, no se alcanza a comprender, ni se ha intentado justificar por la recurrente, en qué forma la facilitación de esa información puede perjudicar los intereses comerciales de RTVE o favorecer a sus competidores en el mercado audiovisual.

Siendo ese así, no cabe aceptar una limitación que supondría un menoscabo injustificado y desproporcionado del derecho de acceso a la información.

6. En suma, bien está que administraciones locales, autonómicas y dependencias estatales, así como Universidades y otras entidades, tengan claro lo excepcionalísimo de la negativa a facilitar información a la ciudadanía. Y no digamos ya de la necesidad de facilitar el acceso al expediente a los interesados y enviarlo completo a los tribunales, sin rodeos ni pretextos.

_87236709_bookpadlockUn paso de gigante del Supremo para frenar la zancadilla al derecho de transparencia so pretexto de la necesaria “reelaboración” o de que “afecta a intereses económicos”, pues ambas circunstancias podrán oponerse al derecho pero eso sí, de forma motivada, razonable y bajo consideración restrictiva.

En suma. Sentencia integradora de la Ley y digna de ser custodiada y archivada como palanca para conseguir vencer la resistencia de la administración a mostrar lo que pasa en sus muros.

 

LOS NUEVOS ERUDITOS A LA VIOLETA

22 Oct

                

Bajo el esotérico título de “Figuraciones de lo insólito” (¡?) se han desarrollado durante esta semana en la Universidad de León unas nuevas jornadas con el mismo nombre ahora elevadas por arte de birlibirloque a la categoría de Congreso Internacional (nada menos).

    Tan “magno” acontecimiento me viene como anillo al dedo para recordar como en nuestra provinciana y decadente institución académica el postmodernismo continúa siendo el pensamiento hegemónico para unos profesores que, encapsulados en sus autocomplacientes torres de marfil, no se han debido enterar todavía de que eso de la Postmodernidad terminó justo cuando la utopía del consumismo y el espejismo del estado del bienestar entraron en barrena, hace ya algunos lustros, estando el panorama actual marcado por una profunda crisis a todos los niveles que dicha corriente no sabe ni puede explicar. Quizás porque la misma ha devenido consciente o inconscientemente en cómplice ideológico-cultural del neoliberalismo más salvaje al no ser en el fondo otra cosa que un “producto” derivado de la propia sociedad de consumo a la que tantas veces sus conspicuos exégetas han criticado.

    Con todo, vamos a dar una serie de pautas básicas para quienes todavía no se hayan enterado de la que está cayendo ahí fuera, en el mundo real, y aún aspiren a convertirse en unos auténticos postmodernuquis de postín. Veamos:

  1. El lenguaje claro y conciso característico de la Modernidad debe ser desterrado por completo. Antes se consideraba genio a quien era capaz de explicar cuestiones complejas con sencillez; por el contrario, el presunto genio postmoderno es aquél que expone aspectos que rozan la puerilidad de un modo complicado, lo cual hace necesario el empleo de un lenguaje alambicado, oscuro y contradictorio en extremo.

  1. La crítica ha perdido su sentido y está obsoleta. Ahora hay que dejar paso a formas más “efectivas” de cuestionar la sociedad y el mundo que nos rodean, caso de la parodia.

  1. Tanto el pensamiento clásico como el de la Ilustración están superados. Platón, Aristóteles, Kant, Voltaire, Marx…son antiguallas molestas. Claro, la filosofía exige tiempo, amplios conocimientos y dominio de los argumentos/contraargumentos. Es pues imprescindible “dejar atrás la tiranía de la coherencia, la verdad, la ciencia y la razón” (sic) y, apostando por el sofismo, abrazar la verborrea hueca, grandilocuente e irracional de los Foucault, Derridá, Deleuze, Lacan, Baudrillard, Lyotard y demás emborronadores de cuartillas, más allá de que no se les entienda un pimiento.

  1. Los grandes relatos ideológicos que intentaban dar un sentido a la marcha de la Historia están finiquitados – otra cosa no, pero con estos tipos se asiste casi cada día a un funeral: “Dios ha muerto”, “el hombre ha muerto”, “el fin de la Historia”, “la verdad y la objetividad no existen”, etc., etc. – apostándose ya descaradamente por el relativismo y el hedonismo.

  1. Es curioso que en una época donde todo quisque pretende ser original, nunca se haya copiado tanto. Y es que la cultura, para todo buen postmo, es como un gran supermercado del que se puede extraer y reciclar cualquier producto. Convendrá no obstante que el plagio sea bien disimulado con eufemismos del tipo “homenaje”, “guiño” o “intertextualidad”.

  1. Hacer alarde de labia exige también crear (utilizando sufijos y prefijos a cascoporro) una ingente cantidad de neologismos a fin de parir “palabros” como “contra-arquitectural”, “hiper-contemporaneidad”, “pre-post-espacialidades”, “inter-conectividad”, “post-verdad”, etc.

  1. No podemos pasar por alto el aspecto externo, algo fundamental en unos tiempos donde la imagen y el postureo parecen ser lo único que cuentan. Ir de hipster con ínfulas de cultureta por la vida cotiza alto. A saber: desaliño (gafas de culo botella, barbas bohemias) perfectamente estudiado entre lo unisex (camisas y pantalones con dos tallas menos) y lo multimedia (uso y abuso de tablets, smartphones, etc.), entre lo indie y lo alternativo.

    Llegados a este punto, seguro que muchos de ustedes se estarán preguntando “¿puede ser verdad tanta mentira?” “¿Y funciona?” Pues sí. Siempre (o casi). Está comprobado: cuando no se tiene nada nuevo ni interesante ni mucho menos profundo que decir, basta con expresarlo de forma enrevesada para dejar al personal con la boca abierta y ser tomado poco menos que por un iluminado. Pero los adalides de la Postmodernidad tienen de genios lo justito, o más bien nada. Tras agotar los galimatías ininteligibles y el contrabando de citas de tercera mano, se quedan en lo que son: unos snobs insoportables e impostores irritantes que, careciendo de coherencia y criterio propios para ir al meollo de las cosas, adornan la superficie de las mismas con grandes dosis de pirotecnia verbal y onanismo intelectualoide ocultando su verdadero rostro conservador dentro de los márgenes de la corrección política. En otras palabras, inconfesos defensores del orden establecido travestidos de rebeldes contraculturales.

    Ante tal panorama, el ya de por sí lanar alumno universitario actual tendrá dos opciones: o adoptar una posición crítica y a contracorriente, con lo que se sentirá más extraño e incomprendido que un fumador de pitillos rodeado de “fumadores” con inhaladores, pero por lo menos un poco libre; o adoptar una actitud seguidista con el profe de turno, mucho más cómoda desde luego, pero que preludiará poco después su muy probable servilismo con el jefe de la empresa donde le toque en suerte (o desgracia) recalar dentro del mal llamado mercado laboral. Después de todo, siempre se puede elegir. Eso sin olvidar que uno no busca la realidad, es ésta la que de forma inexorable acaba encontrándonos. Y entonces…

postmodernismo

 

                                                                                        RICARDO HERRERAS

 

El negocio de romper España desde dentro: El patrimonio de los diputados y senadores soberanistas

16 Oct

de  http://www.ELMUNDO.ES/economia/2017/10/15/59e10e4d468aeb95278b4584.html

 

Independencia de Cataluña

El negocio de romper España desde dentro: El patrimonio de los diputados y senadores soberanistas

En el Congreso se sientan nueve diputados de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y otros ocho del Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAT). Si además se tienen en cuenta que en el Senado hay otros cuatro representantes de la antigua Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) y 12 más del partido que preside Oriol Junqueras, el resultado es que, entre ambas cámaras, hay un total de 33 representantes que cobran dinero público de España mientras tratan de acabar con la soberanía de este mismo país.

Tardá, a la cabeza de los ‘ricos’

Es, sin duda, uno de los diputados que más ha combatido a favor de la independencia de Cataluña y, al mismo tiempo, uno de los que más se ha beneficiado del dinero público de España. Joan Tardá acumula cinco legislaturas en el Congreso de los Diputados, Cámara en la que ocupa un lugar desde abril de 2004, esto es, desde que José Luis Rodríguez Zapatero fue nombrado presidente del Gobierno. Esta larga trayectoria le ha permitido o, al menos, le ha ayudado a acumular casi 190.000 euros en sus cuentas corrientes. Además, según la declaración de bienes y patrimonio que presentó el 20 de julio de 2016, tiene un plan de pensiones valorado en 117.469 euros, recibe más de 2.500 euros en rendimientos de capital inmobiliario y es copropietario de dos viviendas en Cornellá de Llobregat y un garaje en la misma población de la provincia de Barcelona. Con todo ello, el portavoz de este partido que se define «de izquierda socialdemócrata» declaró algo más de 22.000 euros en concepto de Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Otros diputados que gozan de una buena situación económica son Teresa Jordà, representante de ERC en las tres últimas legislaturas y con un saldo en todos sus depósitos de 86.366 euros; y Feliu-Joan Guillaumes i Rafols, que pertenece al PDeCAT y tiene un total de 67.386 euros en sus cuentas. Dueño de un escaño en el Congreso durante tres legislaturas alternas, Guillaumes tiene asimismo el 50% de su vivienda habitual y de un garaje en Mollet del Vallés, y el 33% de un segundo garaje en esta misma población barcelonesa. A ello añade el 25% de una empresa llamada San Esteve Renting, participación que está valorada en 90.000 euros, y el 21% de Top Box Business, porcentaje al que asigna un valor de 60.101 euros.

Y en el Senado, los representantes independendistas que más dinero tienen en sus cuentas y depósitos son Joan Bagué Roura, de la antigua Convergencia Democrática de Cataluña (CDC), y Jordí Martí Deulofeu, de Esquerra Republicana. El primero acumula 90.000 euros en el banco, pero además cuenta con: el 50% de cuatro viviendas en Gerona; la mitad de una plaza de garaje y de un local en esta misma ciudad; el 50% de cuatro fincas repartidas entre Amer y Camallera (poblaciones ambas de la provincia de Gerona), y el 25% de una vivienda en Amer. Por su parte, Martí, que llegó a la Cámara Alta en la pasada legislatura tras ser alcalde de San Pedro Pescador (Gerona) durante ocho años, supera los 80.000 euros en depósitos bancarios.

Bel y Xuclà, grandes accionistas

Entre sus señorías independentistas también hay algunos notables inversores y, especialmente, dos diputados de PDeCat que cuentan con grandes participaciones. Uno es Jordi Xuclà i Esteve, que declara 350 acciones de Xuclà Mecàniques con un valor de 261.316 euros. Este representante, que acumula ya cinco legislaturas en el Congreso, también tiene más de 20.000 euros en su cuenta corriente y declara ser el propietario del 38% de una vivienda en Gerona.

El otro diputado con importantes inversiones empresariales es Ferran Bel Accensi. En su declaración de bienes consta que controla 138 participaciones de Adec Assessors valoradas en 208.570 euros. A ello añade otras 2.563 acciones de CaixaBank que, en el momento de presentar la declaración pública, tenían un valor de 5.546 euros. Alcalde de Tortosa desde 2007 además de representante de PDeCat en el Congreso, Bel acumula 69.920 euros en sus cuentas bancarias, tiene un plan de pensiones valorado en 51.950 euros y un fondo que también supera los 50.000 euros. En su declaración de bienes y rentas añade dos pisos, un local en Tarragona y dos plazas de garaje en Tarragona, además de la mitad de una vivienda y de una plaza de garaje en la misma ciudad y el 50% de un piso en Barcelona. Con todo esto, Bel Accensi es, probablemente, el representante catalán en Madrid con un mayor patrimonio.

Los que diversifican

Muchos de los representantes que quieren que Cataluña sea una nación propia han aprovechado el dinero público, además de sus correspondiente actividades en el sector privado, para diversificar inversiones. Éste es el caso, por ejemplo, de Josep Rufá Gràcia, senador de ERC que declara seis cuentas corrientes en diferentes entidades con un total de 22.900 euros; un fondo de inversión en el Banco Mediolanum -que recientemente también se fue de Barcelona por la inestabilidad política- valorado en 14.770 euros; un plan de pensiones de 4.252 euros; y un seguro de vida de 2.825 euros. El representante de Esquerra cuenta también con 4.300 acciones de BBVA que, en el momento de la declaración, tenían un valor de casi 30.000 euros, así como con el 50% de dos viviendas en Tarragona y el 50% de un garaje.

En la misma Cámara que Rufá se sienta Josep Lluís Cleries, político del PDeCAT que declara tener un fondo a plazo con 36.320 euros y un plan de pensiones valorado en 42.612 euros. Cleries también es el dueño del 50% de dos viviendas, la mitad de una plaza de aparcamiento y la mitad de un garaje en Barcelona. Sus inversiones y apuestas financieras se completan con 3.565 euros en acciones de Aena y 3.700 euros más en títulos de Telefónica.

La también senadora y representante del Partido Demócrata Europeo Catalán, Elisabet Abad, expone en su declaración que tiene a su nombre un fondo de renta fija, un producto de previsión, un seguro de ahorro y una cuenta, cuyos fondos totales suman 59.795 euros. En el ámbito inmobiliario cuenta con una vivienda y el 33% de dos más en Esplugues de Llobregat (Barcelona); otra vivienda en Palamós, en la provincia de Gerona; el 33% de otra en Prullans (Lérida) y el 33% de otra en San Antonio de Calonge (Gerona).

Esta diversificación de inversiones no es tan común entre los diputados independentistas, ya que sólo dos pueden ser incluidos en este grupo, pero en ningún caso alcanzan las cuantías de los senadores. Por ERC, Ester Capellaacumula 27.422 euros en cuentas corrientes, 5.245 euros en planes de pensiones y casi 5.000 euros más en fondos de inversión. También posee el 50% de una vivienda en Barcelona y el 33% de otra en La Pobla de Segura (Lérida).

El otro diputado previsor es Carles Campuzano que tras siete legislaturas en el Congreso, en donde logro por primera vez un escaño en 1996, cuenta con un inmueble y un aparcamiento en Barcelona, un depósito bonificado con 9.823 euros, un plan de pensiones valorado en 1.155 euros, una cuenta individual de participaciones valorada en 28.268 euros y un plan de previsión social empresarial de diputados de 21.049 euros.

Sin ingresos (o casi)

Sin embargo, no todos los diputados y senadores que defienden la necesidad de que se proclame la República de Cataluña presentan grandes ahorros e inversiones. De hecho, hay algunos que no contaban con ingresos u ahorros hasta que lograron su puestos en la Cámara, tal y como ocurre con Miguel José Aubà. Este senador por Esquerra Republicana declara que sus ingresos son de cero euros, asegura no tener ninguna cuenta o depósito bancario y tampoco pagó ninguna cantidad por IRPF en 2015. Lo único que asegura tener es una finca urbana adquirida en 1999, un Renault Laguna y un Renault Kangoo.

Una situación similar es la de Gabriel Rufián, responsable de compartir con Tardá la portavocía de ERC en el Congreso y, al igual que su compañero de partido, una de las caras mas conocida del independentismo catalán. Según su declaración, antes de conseguir el escaño, Rufián tan sólo contó con 1.000 euros que recibió en concepto de derechos de autor y las percepciones que recibió del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa). En concreto fueron 7.159 euros, retribución que recibió «como resultado del despido del año anterior», explica el diputado en la declaración que presentó el 26 de junio del pasado año.

En cuanto al estado de sus finanzas, el político de Esquerra Republicana de Catalunya afirma contar con algo más de 4.000 euros en una cuenta compartida de Banco Sabadell. Este mismo banco, que la semana pasada también anunció el traslado de su sede social de Barcelona a Alicante ante la compleja situación política de Cataluña, es el que concedió a Rufián en 2012 una hipoteca por valor de 178.500 euros. En el momento de la entrega de sus datos, el saldo pendiente de este crédito era de 167.205 euros.

Total: 1,2 millones en el banco

Teniendo en cuenta todas estas cifras, así como las del resto de diputados y senadores de ERC y PDeCat, el resultado es que los representantes políticos rupturistas cuentan con 1,2 millones de euros entre cuentas, depósitos y planes de ahoro de algún tipo. Además, tienen 36 viviendas en propiedad o, al menos, al 50%, y el valor de las acciones que tienen contratadas roza los 720.000 euros.

      REENCUENTROS

15 Oct

 

La conocí estudiando en un conocido (valga la redundancia) instituto local de cuyo nombre no quiero acordarme y muy pronto se convirtió en algo así como mi chica favorita. Además de un trato agradable, una sonrisa chispeante, una mirada cautivadora y, por qué no decirlo, un cuerpo bien acabado, tenía algo ya por entonces muy raro de encontrar: una conversación inteligente y un montón de inquietudes.

            Estando en la Universidad me enteré por unos amigos comunes de que (como por otra parte, casi toda la gente que merece la pena aquí) se había ido de esta jodida ciudad y desde entonces nunca volví a saber de ella. Por eso encontrármela hace días por los pasillos del hospital – ese microcosmos de paredes y uniformes blancos preñado de lágrimas y esperanzas, inquietud y soledad, alegría en la mañana y tristeza en el crepúsculo – después de tantos años fue para mí una sorpresa que me dejó igual de paralizado que un muñeco de juguete al que de repente se le hubiesen agotado las pilas.

            En su época era en verdad una morenaza exuberante y llamativa, pero la mujer que tenía ante mí daba la impresión de que se había teñido el pelo tantas veces que ya no era morena, ni rubia ni pelirroja, sino una mezcla artificial de las tres. Aquella luz tan expresiva que parecía irradiar de su rostro había desaparecido por completo, los inequívocos surcos achacables a la edad empezaban a ser bien visibles a ambos lados de la boca y sus palabras daban la extraña impresión de ser pronunciadas por una marioneta cuya voz no era la suya.

            Con un café de por medio, aprovechando mi tiempo de descanso en el trabajo, me contó (entre otras cosas) que un buen día se había casado y, por la manera de referir su particular historia de desengaños y decepciones, enseguida deduje que lo había hecho como sólo pueden hacerlo las escasas mujeres buenas y generosas que circulan por ahí, ésas que no tienen por corazón una moneda de dos euros, esto es, muy enamorada (sí, otra vez Cupido haciendo de las suyas, el muy cabrón) y con un gilipollas que parece haber convertido aquellos bonitos ojos tan característicos suyos en dos piedras mojadas del río.

                Por un momento me hubiera gustado interrumpir su triste letanía y decirla “¿Sabes? Hubo un tiempo, cuando la vida era semejante a una luminosa madrugada y no había espacio para la nostalgia ni tampoco para el desencanto, en que te quise mucho, muchísimo”. Pero hay sentimientos que, con determinadas personas, se te clavan en la garganta como el gancho de un anzuelo para no poder expresarse jamás. Así que me limité a escucharla mientras mi cabeza dejaba volar los recuerdos, esa especie de hojas mentales que los vientos de la memoria esparcen sin orden ni concierto.

                   Al cabo de un rato, me despedí de ella. En cuestión de despedidas, las breves son sin duda las mejores. Ya se sabe que decir adiós siempre es morir un poco. Afuera, la tarde caía despacio, el sol era suave y el cielo se iba amoratando igual que una mala herida…No, no estamos en 1989 y la vida ya no me parece ninguna luminosa madrugada, sino más bien una larga sucesión de cosas que raras veces son como uno espera que sean.

 

end

                                                                                    RICARDO HERRERAS

 

EL PRIVILEGIO CATALÁN. 300 años de negocio de la burguesía catalana

12 Oct

de   https://www.JESUSLAINZ.ES/entrevistas/la-gaceta-sept-2017/

A España le ha costado muchísimo dinero la industria catalana

 

El escritor montañés publica un nuevo ensayo, El privilegio catalán. En él explica cómo los diferentes gobiernos de España han apoyado a la industria catalana, incluso a costa de las industrias de otras regiones, y cómo la burguesía catalana tuvo a España como mercado cautivo durante casi tres siglos.

 

Jesús Laínz es seguramente el mayor experto que sobre los nacionalismos hay en España. Toda su bibliografía está dedicada al análisis del bizkaitarrismo primero, y del catalanismo en los últimos años. Laínz derriba mitos y desnuda las mentiras con las que los nacionalismos fragmentarios se han venido cubriendo desde sus inicios. Su primer libro, Adiós, España, que alcanzó los 50.000 ejemplares, arrasó por completo el frágil andamiaje intelectual sobre el que se erigía el nacionalismo vasco. Su más reciente España contra Cataluña. Historia de un fraude mereció el reconocimiento entusiasta de estudiosos como Amando de Miguel –“Un libro que hará historia. Un clásico vivo”– o historiadores de la talla de Stanley G. Payne. El hispanista norteamericano calificó el trabajo de “excelente” y lo describió como “un análisis riguroso y exacto que pone al descubierto los mitos, distorsiones y mentiras del catalanismo, tanto en su historia como en la actualidad”.

Porque, tal como cuenta Laínz, “hasta la crisis del 98 los catalanes eran más españoles que nadie, ¡la tierra del Bruc!”. Y también “los más bravucones” contra los norteamericanos, a los que tachaban de “salchicheros” y “tocinaires”. Una “raza de mercaderes”, la norteamericana, decían, que nada tenía que hacer frente a los “hidalgos” y “héroes de Lepanto”. Para el autor, el ridículo después del fracaso del 98 fue tal que “al día siguiente, los mismos que habían alimentado el furor patriótico, empezaron a echar la culpa de la derrota a los andaluces, a la España castellana y a una supuesta sangre beréber y semítica de la que estarían contaminados el resto de españoles”.

 

Ahora Laínz publica El privilegio catalán. 300 años de negocio de la burguesía catalana, que presenta el próximo 24 de octubre en el aula cultural del ABC y donde aborda los privilegios que ha disfrutado la industria catalana durante los últimos trescientos años. Y es que el argumento económico es, a juicio del autor, la última estación del pretendido “proyecto nacional catalán”: “Después de creado el suficiente odio, el cuerpo social está apto para incorporar el mensaje final: España nos roba”.

En este asunto de la industria catalana existen dos relatos que han hecho fortuna. Por un lado el de la burguesía catalana, que ha sido privilegiada históricamente, y por otro el de una sociedad catalana muy industriosa y por completo merecedora de sus éxitos.

Son dos lecturas que no se contraponen.

¿Entonces qué fue antes, el huevo o la gallina? Quiero decir, ¿existe industria en Cataluña porque se apoya desde el Estado o el Estado apoya a Cataluña porque tiene industria?

Fueron simultáneas. En historia, el huevo y la gallina no se pueden fijar cronológicamente. A comienzos del XVIII llegan los Borbones, quieren dar un empuje a la industria nacional y comienzan las prácticas proteccionistas. Pasaba en toda Europa: intentar promover los productos propios. Es la política arancelaria, que consiste en gravar a los productos extranjeros para vender más los propios. Levantar un muro. Y en este caso, la región que estaba despuntando era Cataluña. Felipe V empieza a hacer esto a la vez que comienza a despuntar la industria catalana.

 

Existe una sincronicidad.

 

Exacto. En realidad se protege a toda la industria nacional, pero claro, la industria nacional se concentra en Cataluña. Al menos la textil. Felipe V empieza con las prácticas arancelarias, pero es sobre todo Carlos III el que promueve el proteccionismo para proteger la industria catalana. Por ejemplo, se obligó al ejército a comprar toda la ropa a Cataluña.

 

Así que la industria catalana no es consecuencia de una política de subvención pública.

 

No. Es consecuencia de que el pueblo catalán en el siglo XVIII empezó a destacarse por su industriosidad. Cataluña tiene un siglo XIX portentoso. Un siglo que para España es negro, un siglo español nefasto en el que el país llega a los más bajos fondos de la decadencia. Militarmente, económicamente, culturalmente… En cambio, en Cataluña se vive un redescubrimiento de la lengua, aparecen fabulosos arquitectos, grandes santos, enormes literatos… Se podría decir que lo que experimenta la España castellana en el XVI lo experimenta la España catalana en el XIX. Es importante subrayar que el movimiento cultural se desarrolla sin ninguna aspiración secesionista; es más, todo se produce bajo la bandera de España. Eran gente que jamás pensó que su nación era otra que la española. Los catalanes de la Renaixença son de lo más patriótico que ha habido en la historia de España.

 

De manera que en el XIX España avanza a dos velocidades. En lo cultural y en lo industrial.

Cataluña empieza a andar más rápido y crea una industria mucho más dinámica que la del resto de España… pero mucho menos que la inglesa o la francesa. Es cuando llega el Estado y dice: “No se preocupen señores catalanes, que ahora vamos a poner unos aranceles prohibitivos para que los tejidos ingleses, que son mucho mejores y más baratos, no le hagan competencia a ustedes”. Hay, de hecho, una reflexión de Sthendal, que recojo en el libro, y que resulta muy ilustrativa de la situación.

 

“Cabe señalar que en Barcelona predican la virtud más pura, el beneficio general y que a la vez quieren tener un privilegio: una contradicción divertida. El caso de los catalanes me parece el caso de los maestro de forja franceses. Estos señores quieren leyes justas, a excepción de la ley de aduana, que se debe hacer a su gusto. Los catalanes piden que todo español que hace uso de telas de algodón pague cuatro francos al año, por el solo hecho de existir Cataluña. Por ejemplo, es necesario que el español de Granada, de La Coruña o de Málaga no compre los productos británicos de algodón, que son excelentes y que cuestan un franco la unidad, pero que utilice los productos de algodón de Cataluña, muy inferiores, y que cuestan tres francos la unidad”. Stendhal, Voyages en France (1838).

 

Un mercado cautivo que beneficiaba tantos a los catalanes como perjudicaba al resto de españoles.

 

Levantar una barrera arancelaria tiene consecuencias. Así, por ejemplo, cuando tú quieres vender naranjas a Inglaterra no puedes. Por eso Valencia fue muy perjudicada por esa política: impedía la exportación de frutas, o al menos la dificultaba mucho. Blasco Ibáñez era muy crítico con eso.

 

“Valencia, cuya agricultura muere por imposición del industrialismo catalán, porque catalanes y vizcaínos han conseguido la confección de unos infames aranceles que nos tapian los mercados internacionales para la exportación de nuestra fruta, sometiéndonos a una pérdida anual de mas de cien millones de pesetas, que se traduce en hambre y congojas en el campo y languidez en la vida comercial de la ciudad”. Blasco Ibáñez en El Pueblo. Diario Republicano de Valencia, (1907).

 

Pero en España también había partidarios del librecambismo.

 

Sí. La lucha en todo el siglo XIX fue entre los que consideraban que era necesario el proteccionismo porque la industria española estaba retrasada y por lo tanto había que protegerla hasta que se pusiera al nivel de Europa, y los partidarios del librecambismo. El argumento de la protección de nuestra industria duró casi doscientos años y desesperaba a los diputados librecambistas, que solían ser los liberales, aunque no siempre. Había regiones, por ejemplo, en las que todos eran proteccionistas, incluso los liberales. Por ejemplo Cataluña, por un obvio interés. Aunque dos de los principales librecambistas eran catalanes, y esto hay que subrayarlo. Laureano Figuerola, ministro de Hacienda durante la (Revolución) Gloriosa (1868) y creador de la peseta como moneda nacional, decía: “Mis paisanos se equivocan, empobrecen a toda la nación para enriquecerse ellos”. Y la burguesía catalana le acusaba de traidor… a España. También Joaquín María Sanromá, que era secretario de Figuerola y que también era catalán, decía unas cosas tremendas sobre Cataluña por el empeño de su paisanos en conservar los aranceles. Los librecambistas decían: “Es injusto tener que comprar paños más caros y encima peores; están ustedes empobreciendo al pueblo español”. Criticaban los casi doscientos años “de provisionalidad” y pensaban que con el mercado cautivo nuestra industria nunca se preocuparía por mejorar la maquinaria y la producción y estaría permanentemente por detrás de la industria europea… como así fue.

 

¿Nunca tuvo sentido el proteccionismo, entonces? ¿Fue contraproducente?

Todos tenían su parte de razón. Proteccionistas y librecambistas. El proteccionismo fue una tónica general después de la Europa napoleónica; en España fue particularmente intenso por dos razones: la primera, por tener una industria menos desarrollada, y por otro lado, por la pérdida del imperio en el XIX. Se pierden una fuente de materias primas bestial y un mercado gigantesco. Por eso España fue el país más proteccionista de Europa.

Jesús Laínz explica el caso, paradigmático a su juicio, de la fábrica de Bonaplata, comprada en Reino Unido y conocida popularmente como El Vapor. Se trató de la primera fábrica textil metálica y a vapor que se montaba en España. Fue una carísima operación, financiada al cincuenta por cien por el Gobierno y que tuvo éxito gracias a las gestiones del embajador español en Londres Cea Bermúdez. Se montó en 1833, y en 1835, “debido a una mala tarde de toros, la chusma barcelonesa, bien regada de vino y liberalismo, prendió fuego a la instalación”. En aquella tarde se asesinaron curas y monjas, se quemaron conventos y se arrastró y quemó vivo en la plaza pública al gobernador militar. Y por último se prendió fuego al icono de Bonaplata. “Es decir, lo que España había pagado, un grupo de barceloneses se lo cargaron”. “Increíblemente el Estado lo indemnizó –explica Laínz–; es sólo un ejemplo de cómo España ha estado siempre detrás de la industria catalana”.

 

De modo que a España le ha costado dinero la industria catalana.

 

Le ha costado muchísimo dinero. Mira, en Cataluña en España. Historia y mito, el historiador económico catalán Gabriel Tortella da un dato que resulta demoledor. Se trata del sobrecoste que ha supuesto a los españoles el mantenimiento de la industria catalana. Esto es, lo que los españoles tuvieron que pagar de más a los catalanes (que hubieran podido pagar de menos a los ingleses) sólo en el siglo XIX y sólo en la industria textil. La cifra ascendería a más de 500.000 millones de euros actuales. Un dinero que la burguesía catalana debería a España y que, obviamente, nadie les ha pedido.

 

Vayamos al problema contemporáneo, a la crisis separatista que estos días vive su fase decisiva. Parece claro que sin la cobertura moral y política de alguna la izquierda, el separatismo no hubiera llegado donde ha llegado. Estos días, con la actitud cómplice de Podemos y los comuns se está viendo claramente. Y es que, como dijo Julián Marías, la izquierda tiene una imagen negativa de la historia de España. Y digo yo que, echando un vistazo a nuestra historia, al peso de la tradición y de la Cruz… quizá el escepticismo de nuestra izquierda con respecto a la historia de España sea legítimo.

 

No es legítimo. Y no lo es por dos razones. Primero, porque identificar a España con la perpetua reacción es un error. El país más progresista en el siglo XVI fue España. España, por ejemplo, dio el voto a las mujeres mucho antes que Inglaterra, que Austria, que Alemania y que otros mucho países (en las elecciones municipales votaban las mujeres desee principios de siglo). ¿Cuántos años de democracia ha disfrutado Alemania? Del 45 para acá. Nunca antes había tenido democracia. España sí: dos repúblicas. ¡Si hay un país reaccionario es Alemania! Es más, el reaccionarismo nace en Alemania, el romanticismo nace en Alemania.

 

Y por eso también tiene problemas de identidad nacional como nosotros. Por eso una parte importante de su población recela de su propia nación.

 

No, recela por Hitler. Hitler como reencarnación de Bismarck y de Federico el Grande. En realidad, en toda Europa, Francia es la excepción. Es más, te podría dar la vuelta al argumento: lejos de que sea España la excepción reaccionaria de Europa, Francia es la excepción republicana.

 

¿Inglaterra es también la reacción?

 

Inglaterra es la tradición más que ningún otro.

 

Entonces, ese peso gigantesco de la religión en nuestra historia que la izquierda denuncia… ¿es falso?

 

Es cierto.

 

¿Y la monarquía tradicional, que sobrevive hasta el siglo XXI?

 

Es cierto.

 

¿Ese Franco que acaba por confirmar sus tesis, iniciando una guerra civil contra la República?

 

… financiado por un buen número de catalanes y por Cambó.

 

Ya, pero es cierto. ¿Y ese imperio universal que somete a los indígenas?

 

Claro, ¿y los ingleses no sometieron a nadie?, ¿y los franceses?, ¿y los alemanes? ¡Y los belgas ni te cuento!

 

Vale ¿Y la Contrarreforma?

 

Pero no es estrictamente española.

 

En serio, ¿no hemos sido un país particularmente…?

 

¿Católico? Sí. Y también Austria. Y Polonia ni te cuento.

 

Imperial, monárquico, belicoso, religioso, lleno de santos…

 

No más que otros. ¿Ha sido más bélica España que Francia?, ¿más bélica España que Inglaterra?

 

“Luz de Trento, martillo de herejes, espada de Roma…”. Marcelino Menéndez y Pelayo. Lo sabes mejor que yo. 

 

Yo no soy demasiado creyente y a mí no me molesta que España sea la luz de Trento.

 

Sabes que tu paisano no miente cuando hace esa lectura. Y si no miente, el escepticismo de la izquierda al respecto de nuestra historia podría ser legítimo.

 

Hace cuarenta años que vivimos en un régimen democrático en España. Ésa es la respuesta que hay que dar a esas tesis. Yo hace mucho tiempo que no discuto con mi tatarabuelo. Ni con mi tatarabuelo ni con el tatarabuelo de mi tatarabuelo.

 

Cambiemos de nacionalismo. ¿Qué ha pasado con el País Vasco? Mucha gente piensa que se han establecido, por fin, en la normalidad constitucional.

 

No. Han ganado. Tienen un control ideológico absoluto. Ya no necesitan las pistolas porque los frutos ya los han recogido. Ningún vasco menor de treinta años es ajeno al discurso nacionalista. Han llegado a la conclusión de que seguir asesinando gente no funciona. Ahí los tienes en las instituciones.

 

Un lector escéptico, cuando te lea que “han ganado” pensará “¿Cómo que han ganado? El País Vasco sigue siendo parte de España, Navarra es Navarra, el separatismo terrorista ha desaparecido, el Gobierno vasco ha moderado el discurso y el independentismo está en mínimos históricos…”.

 

ETA no ha desaparecido…

 

… pero no mata.

 

La gente sigue teniendo miedo…

 

… menos del que tuvo.

La gente no convoca una conferencia con la misma libertad con la que la convoca un señor del PNV porque ETA puede volver a matar y tiene larga memoria. El miedo es el mismo y el control de la calle es el mismo. Se ve a diario con las exaltaciones de los etarras. Y el control ideológico de la población es exactamente el mismo. Es más, Josu Zabarte, el carnicero de Mondragón, lo dejó bien claro a la salida de la cárcel: “Hemos ganado”. Decía: “Yo, cuando estaba en la cárcel durante treinta años, dudaba de lo que me iba a encontrar cuando saliera de aquí y lo que me he encontrado, tanto en el País Vasco como en Navarra, es que hemos ganado”. Lo que pasa es que se han visto sorprendidos por la testosterona inesperada que han demostrado los separatistas catalanes. Entonces están agazapados. Como el león detrás de las cañas con la cebra a cuatro metros. Esperan que el otro león, que es el catalán, le salte a la cebra al cuello para unirse. No son tontos. Y te digo una cosa, como los catalanes tengan éxito, los siguientes son ellos. Al día siguiente. Veinticuatro horas.

 

Volvemos a Cataluña para acabar. ¿Cómo resolvemos la situación?

 

Dos cosas: aplicación de la ley. Es decir, que España sea de verdad un Estado de derecho. Gran parte de las causas de estar como estamos hoy es porque España no es un Estado de derecho. Si lo fuera, habría muchos políticos en la cárcel. De hecho, los principales vulneradores de la Constitución son Felipe González, Aznar, Zapatero y Rajoy. Y dos: sustituir el adoctrinamiento por la educación. Es decir, que a los niños se les enseñe los instrumentos matemáticos, históricos, jurídicos y lingüísticos neutrales. No herramientas adoctrinadoras equivalentes a la de los regímenes nazi y soviético, que son puro totalitarismo. Hay que garantizar la neutralidad de las instituciones, de la educación y de los medios de comunicación.

 

Vale, ¿y ves al Estado dispuesto a transitar ese camino?

 

No.

Rafael Núñez Huesca

La Gaceta, 25 de septiembre de 2017

Del anonimato de los ejercicios de oposiciones

9 Oct

Siempre he tenido claro que los grandes lastres del actual sistema de oposiciones radican en dos vertientes.
Por un lado, en la composición de los Tribunales cuya formación en las materias que deben juzgar es más presunta que efectiva, intensa y actualizada. De hecho he participado en el pasado en numerosos Tribunales de oposiciones y confieso que me he maravillado muchas veces del espléndido dominio de los temarios de los aspirantes, como me maravillaba la temeridad de algún vocal del Tribunal que tenía la osadía de criticarlos en las deliberaciones centrándose en tonterías y aspectos accesorios.

Por otro lado, las garantías de imparcialidad ya que el anonimato debía ser la regla de oro infranqueable para valorar un ejercicio. Y ello porque todos sabemos que cuando median ejercicios orales o entrevistas, es patente que cada miembro del Tribunal calificador conoce “cara a cara” al aspirante, y luego las valoraciones pueden inflarse o reducirse por inconfesables razones.  Incluso un ejercicio práctico admite giros, expresiones o señales del aspirante para un vocal corrupto del Tribunal calificador, o sencillamente basta con que el vocal del Tribunal calificador pasee con ojos vigilantes por las mesas mientras hacen el ejercicio y se fije en detalles de determinado opositor para luego en la deliberación, mostrarse parcial.
Lo dicho es la patología o excepción, pero al que le toca perder, víctima de estos malignos enjuagues, lo sufre.
Viene al caso por la interesante Sentencia de la Sala contencioso-administrativa del Tribunal supremo de 26 de Septiembre de 2017 (rec.1553/2015) que revoca parcialmente una sentencia de la Sala del TSJ de Castilla La Mancha, sobre procedimiento selectivo para acceso a un cuerpo especial de Maestros.

Lo que interesa de tan valiosa sentencia, dicho sea en apretada síntesis, es que, constatado que en los ejercicios se pusieron los nombres de sus autores antes de corregirlos, la Sala manchega decreta, entre otros pronunciamientos muy hábiles y garantistas, que se repita el ejercicio por todos los aspirantes, aprobados y suspensos, ante otro Tribunal Calificador.
Pues bien el Tribunal Supremo estima parcialmente el recurso formulado por la administración autonómica y rechaza que se repita el ejercicio nuevamente pues considera que basta con que todos los ejercicios rubricados o marcados, sean valorados con técnicas que garanticen el anonimato ( borrado, ocultación,etc) por un Tribunal calificador ( sin repetir su realización). En cambio, acepta que sea un nuevo Tribunal calificador, con composición diferente ( por aquello de la mujer del César, de parecer y serlo), el que valore tales ejercicios y los califique. Esta última parte es un hallazgo y conquista que debería generalizarse a todo supuesto de estimación de recurso por quiebra de imparcialidad, puesto que es notoria la tendencia de la administración a “sostenella y no enmendalla” y mucho más cuando un Tribunal de oposiciones se ve obligado a repetir una prueba por un aspirante victorioso en que estadísticamente, suele resultar que ese aspirante es suspendido, o recibe otra motivación para eliminarle.

ojosDe postre la Sala vuelve a recordar la conocida doctrina jurisprudencial, que reflejé extensamente en el Vademecum de Oposiciones y Concursos, relativa a que en los supuestos en que existe la invalidez de un procedimiento selectivo por sentencia firme, cuando ha transcurrido mucho tiempo y hay terceros aprobados de buena fe, las razones de equidad aconsejan que conserven sus plazas. Así lo sintetiza la Sentencia de la Sala contencioso-administrativa del Tribunal Supremo de 26 de Septiembre de 2017 comentada:

 

Finalmente y atendiendo al reiterado criterio de esta Sala, la anterior tarea y la conclusión del proceso selectivo deberá tomar en consideración que con ello no deberá resultar afectado el derecho de los aspirantes que en su día superaron el proceso de ingreso pues no puede desconocerse ni el tiempo transcurrido desde que se celebró el proceso selectivo ni que son del todo ajenos a la causa determinante de la estimación de este recurso. Así, en sentencia dictada por esta misma sección cuarta el día 16 de enero de 2017 (recurso de casación nº 1367/2015) dijimos: ” Pues bien, en tales supuestos la jurisprudencia se ha orientado en el sentido de preservar tales derechos por razones de seguridad jurídica, buena fe y confianza legítima, además de por consideraciones de equidad [ sentencias nº 991/2016, de 4 de mayo (casación 3221/2014 ), 29 de junio de 2015 (casación nº 438/2014 ) y las que se citan en ellas].”.

 

8 COMMENTS ON “DEL ANONIMATO DE LOS EJERCICIOS DE OPOSICIONES”

  1. Generoso Tato Becerra

    Buenos días:

    No estoy de acuerdo con lo de terceros de “buena fe”. ¿Por el tiempo transcurrido?. Esto, sea dicho con todo respeto, me parece …. increíble. Además de que considero, sea también dicho con todo respeto, que un Juez no puede crear plazas en la Administración (de facto es lo que hace con la teoría de la buena fe), ¿porqué tengo que pagar yo de por vida las plazas de los enchufados?.

    Que se recorrijan por un Tribunal Calificador con todas las garantías todos los exámenes y larguen a los enchufados y se abran diligencias penales.Ya está bien. Se enchufa y aquí no pasa nada. Así como va a cambiar nada. Es de “traka”.

    Por otra parte, gracias por el post. Muy bueno como siempre. .

    Eso de otro Tribunal lo acabo de pedir ………. Ya había sentencias anteriores…a la que Vd. cita del TS de 2017

    Mando mi alegación por si a alguien le interesa:

    – Que ha de ser otro Tribunal Calificador el que corrija y que se sepan las notas parciales de cada uno de los miembros del Tribunal en consonancia también con las Instrucciones de los Tribunales de la ……………. (por todas, Sentencias del TS de 10-2-2010-RJ 2010\3328 y de 14 de junio de 1982, en igual sentido: STSJ de Galicia de 18.06.2003, rec. 1099/2001 y STJ de Castilla León de 15.05.2007, rec. 2020/2002).
    – Que se ha de respetar el anonimato (elemental) y no sólo se ha de motivar la nota de forma aislada sino que hay que explicar las puntuaciones de los restantes aspirantes que obtuvieron mejor nota (STS de 16.06.2008, rec. 8418/2004).
    – Que los criterios de actuación y valoración de los Tribunales Calificadores no pueden ser aprobados con posterioridad a la realización de las pruebas. En igual Sentido, la Sección 1ª de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Galicia de 6 de abril de 2016 (recurso nº 551/2015) dispone que: “La necesidad de determinar previamente los criterios de valoración está directamente conectada con el principio de publicidad y trasparencia. El principio de publicidad en relación con la trasparencia previa de los criterios de valoración en los procesos selectivos ha sido resaltada por la sentencia de 18 de enero de 2012 de la Sala 3a del Tribunal Supremo (recurso de casación 1073/2009)” (F.3º).
    – El principio de igualdad al no revisar los ejercicios de todos los aspirantes (STS, Sec. 7ª, 14/12/2010, RC 1133/2008): si la Administración modifica como consecuencia de un recurso, o de oficio, un criterio de valoración de unas pruebas selectivas, ha de hacerlo para todos los participantes en el proceso selectivo, so pena de vulnerar el principio de igualdad en el acceso a la función pública. Y esta vulneración de un derecho fundamental, es una causa de nulidad de pleno derecho, a tenor de lo dispuesto en el artículo 47.1.a) de la Ley 39/2015.

    Decir que en la remisión de antecedentes, la Administración deberá observar el cuidado y diligencia precisa para que el nuevo Tribunal no conozca cuál es el ejercicio del actor; la reevaluación de los ejercicios de los opositores aprobados es a los únicos efectos de situar el ejercicio del actor en un contexto de anonimato y de comprobación de si se está respetando o no el elemental principio de igualdad en la corrección.

    Ni que decir tiene que la Sala no me hizo ni caso, a pesar de las graves irregularidades constatadas en el proceso selectivo … En fin …..

    Saludos y suerte con los pleitos.

    Le gusta a 1 persona

    0
    0
    Rate This
  2. Le puedo asegurar que un opositor, con su cuñado en el tribunal, consigue que se sepa cual es su ejercicio. Ahí lo defiende el cuñado, sin decir que lo es…”qué buen planteamiento el de este muchacho”, y todos le suben la nota, porque otro miembro del tribunal también dice..”lo que dice esta opositora, aunque parece que no se entera mucho, tiene mucha enjundia si se lee entre líneas”. Se sube la nota a los dos,lo mío por lo tuyo, el otro miembro del tribunal también sale defendiendo a otro opositor que no sabe quién es, pero que también ve un fondo muy profundo en su planteamiento debido a que ha citado, precisamente las cantigas de Alfonso X el Sabio y todos los demás le suben la nota tambièn. Cinco miembros del tribunal y ya tenemos diez plazas asignadas, quedan dos para aquellos a los que no defiende nadie.
    Esto en España no sucede, en otros países.
    ¿Y el anonimato? Les aseguro que soy muy capaz de leer un escrito anónimo de alguien a quién conozco e identificarlo . Especialmente si me he puesto antes de acuerdo
    Tendrían que limitarse los ejercicios a test de respuesta múltiple y que los corrigiera un ordenador…pero eso limita la capacidad de conocer los méritos reales de los opositores
    O que la selección la hiciera una empresa…pero la empresa tendría que ser sueca y actuar en Suecia

    Le gusta a 1 persona

    2
    0
    Rate This
    • Cuñado en el tribunal o tío y sobrina, concuñados, etc. Y si se denuncia y se acredita ese parentesco Nadie pone remedios.

      Me gusta

      0
      0
      Rate This
      • No está, ni puede estar prohibido, que se presente un pariente de un miembro del tribunal. Art. 14CE

        Me gusta

        0
        0
        Rate This
  3. Estimado Sr. Chaves, su post hoy me viene como “agua de mayo”; efectivamente, sufrida opositora que tiene que soportar que algunos tribunales, no todos ni siempre, incorporen la obligatoriedad de la lectura del ejercicio (desarrollo de uno o dos temas, o de un caso práctico), rompiendo el anonimato en este momento, sin estar recogido esta obligatoriedad en las bases reguladoras de las pruebas selectivas. ¿Debo quejarme de esta “obligatoriedad” de la lectura justo en el momento de la misma?¿Me arriesgo que así considere el Tribunal calificador que me baja la calificación por quejarme? ¿Por atreverme a cuestionar la “discrecionalidad técnica” del Tribunal en lo que se refiere a evaluar con imparcialidad mientras el opositor lee el examen realizado?…. LLevaré sus reflexiones en las próximas!! Gracias.

    Me gusta

    0
    0
    Rate This
    • No se lo que le recomendará el Sr. magistrado, seguramente mejor que yo. Yo le recomiendo que se calle, no va a variar nada en cuestión de imparcialidad, van a seguir haciendo lo que les parezca oportuno y conveniente y ud se va a significar…para mal. Los protestones siempre se significan para mal.
      Por otra parte, la lectura del ejercicio es una garantía para los otros opositores que pueden ver que alguno es “un cante”
      Si puede, grabe su propio ejercicio, por si tiene que hacer luego una reclamación, aunque si se lee lo que está escrito y no hay preguntas, da lo mismo
      He sido funcionaria pública más de treinta años y he pasado dos oposiciones sin enchufe, también le digo que eran otros tiempos. Acudían al tribunal representantes de la universidad y del colegio profesional, no sé cómo se hace ahora.
      Eso sí, si hay indicios claros de que cuatro o cinco opositores van enchufados y es un cante, una solución (que se ha hecho en algún momento) es ir a un notario, hacer un acta notarial…”estos son los que van a aprobar”, y luego usarla para reclamar, aunque tampoco serviría de prueba, dirían que se sabía que iban a aprobar porque eran los mejores.
      Suerte

      Me gusta

      0
      0
      Rate This
      • 🙂🙂 Tiene razón, Dª Pilar, mejor no protestar, salvo que me sea gratis ir al contencioso y tenga que “soportar” que la Administración señale: “Es que Ud. no se opuso durante el procedimiento a que hubiera lugar una lectura del examen que no estaba recogida en las bases, porque no tenía función”. Cierto que se puede defender el trámite “público” cuando la prueba consista en una exposición oral, pero de ahí a que el opositor deba estar velando por todos los trámites, lectura de ejercicio teórico o práctico, bien, … para eso esta la imparcialidad del Tribunal (y sobre todo, la asignación de un número a cada opositor y su corrección desde el anonimato). No sé, creo que los juristas que nos examinan mezclan argumentos, sobre todo, …. si el que examina aparece siempre en varias oposiciones, nombrado por cada Ayuntamiento. … Quiero decir, esta “ruptura del anonimato” es práctica habitual del Tribunal calificados cuando han nombrado a determinado jurista, … .me refiero a la isla donde me presento. 🙂

        Me gusta

        1
        0
        Rate This
  4. Muy buen artículo, que refleja la cruda realidad en algunos casos.
    Está bien que la jurisprudencia se vaya perfilando por un criterio más justo para todos los opositores que no deben sufrir las consecuencias de una situación no creada por ellos.

    Me gusta

    0
    0
    Rate This

conclusión del proceso selectivo deberá tomar en consideración que con ello no deberá resultar afectado el derecho de los aspirantes que en su día superaron el proceso de ingreso pues no puede desconocerse ni el tiempo transcurrido desde que se celebró el proceso selectivo ni que son del todo ajenos a la causa determinante de la estimación de este recurso. Así, en sentencia dictada por esta misma sección cuarta el día 16 de enero de 2017 (recurso de casación nº 1367/2015) dijimos: ” Pues bien, en tales supuestos la jurisprudencia se ha orientado en el sentido de preservar tales derechos por razones de seguridad jurídica, buena fe y confianza legítima, además de por consideraciones de equidad [ sentencias nº 991/2016, de 4 de mayo (casación 3221/2014 ), 29 de junio de 2015 (casación nº 438/2014 ) y las que se citan en ellas].”.