TRASATLÁNTICOS

30 Jul

TTTIP &CETA

En vez de tomar medidas para poner coto a los desmanes provocados por la existencia de un cada vez mayor número de paraísos fiscales o en vez de crear alternativas viables a unas recetas económicas que básicamente están sirviendo para fracturar nuestras sociedades, para que los “fondos buitre” depreden a su antojo países enteros y para que obscenamente aumenten las fortunas de los más ricos en detrimento de las clases medias y bajas, los políticos comunitarios (los cuales no parecen darse cuenta de que hace tiempo que la gente ve la hipocresía inyectada en su rostro) solo tienen una única y exclusiva prioridad diríase rayana en la obsesión: sacar adelante toda una serie de (mega)tratados comerciales transatlánticos exentos de aranceles, ya sea el CETA (firmado tras no pocas dificultades en octubre del año pasado con Canadá) o el TTPI (actualmente congelado tras la llegada del ínclito Donald Trump a la Casa Blanca) pasando por otro con los países que integran el Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay).

Publicitados por los medios afines a los poderes fácticos poco menos que como “los acuerdos de libre comercio más importantes jamás negociados”, es decir, como la enésima panacea de un modelo socioeconómico que – con la falacia de que va a acabar con la ya crónica crisis que seguimos padeciendo y que las triunfalistas cifras macro solo hacen que maquillar – parece querer morir matando, el hecho de que dichas negociaciones se estén desarrollando en absoluto secreto cual conciliábulo judeomasónico o aquelarre satánico (sí, dichos tratados se asemejan a esos famosos seres de las tinieblas que no soportan la luz… ¡y por lo que se ve, tampoco los taquígrafos!) da que pensar y mucho.

Desde luego, lo poquito que va trascendiendo hasta ahora (más privatizaciones y recortes en el sector público, más “flexibilización” laboral, menos regulaciones para unas finanzas ávidas de asaltar cualquier nicho susceptible de suponer un lucrativo negocio, etc.) no resulta nada halagüeño ni para las personas de a pie ni para el medio ambiente ni mucho menos para los siempre castigados en estos casos pequeños negocios.

Al contrario: todo apunta a una creciente desigualdad, pobreza y destrucción medioambiental además de a un notable incremento del hoy casi omnímodo poder de las transnacionales – la llamada “corporatocracia”, en acertadas palabras de la politóloga Susan George – por encima de lo poco que nos va quedando ya de estado de bienestar, estado de derecho y soberanía nacional. Por encima, en definitiva, de la seguridad de todos nosotros, los ciudadanos europeos, quienes para más inri sostenemos con nuestros elevadísimos impuestos el tinglado comunitario y quienes, de aprobarse todos estos acuerdos, a buen seguro estaremos expuestos a los peligros que pudieran derivarse de la muy probable comercialización de alimentos procesados con organismos modificados genéticamente (caso de la carne de ternera criada con antibióticos y hormonas) o con productos tóxicos (desde los pollos lavados con cloro a las lechugas fumigadas con potentes pesticidas), cosméticos que contengan dudosos elementos químicos, costosos medicamentos no genéricos, etc., etc.

De seguir así, con una UE que a la vez que vende democracia actúa bajo indisimulados parámetros tiránicos, los de arriba acabarán convirtiendo al viejo continente en una gigantesca y huxleriana prisión en la que solo nos quede la resignación de aceptar mansamente nuestra condición de servidumbre.

¿Lo permitiremos? Al respecto, conviene no olvidar que el conocimiento es la mejor arma frente a la oscuridad y que, como siempre, la ciudadanía tiene (tenemos) la última palabra. Claro que con tanta gente jugando al Pokemon Go

 

    RICARDO HERRERAS

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: