CHAPUZAS MADE IN GERMANY

1 May

WW

 

Volkswagen, tras ser pillada en 2015 en lo que hoy ya es una estafa de dimensiones globales que a punto ha estado de provocar la debacle del sector automovilístico en los mercados bursátiles, ha sido por fin condenada este pasado viernes 21 de abril en los USA a tres años de supervisión externa y al pago de una multa criminal de 2.800 millones de dólares. El (mega)pufo en cuestión, haber vendido vehículos con unas prestaciones que no tenían y con un consumo mayor del que decían, contaminando a destajo. Vamos, un tocomocho bestial.

Y es que los alemanes cuando estafan son como las españolas cuando besan, lo hacen “de verdad”. ¿Alguien se imagina si esto lo hubiera hecho una empresa española, portuguesa, italiana o griega? Ya estaríamos viendo los titulares de los infumables mass media de Deutschland über alles con la ya cansina cantinela de “es que estos del sur de Europa son unos vagos, indolentes, pícaros y estafadores y bla, bla, bla”. Epítetos que, por cierto, recuerdan bastante a algunos con los que la inefable prensa del III Reich describía a los “pueblos inferiores” proclives a ser sojuzgados en su siempre frustrado sueño de dominio continental… sí, son incorregibles.

¿Y ahora qué? Siempre nos habían vendido el mito del trabajo bien hecho, la limpieza, el ahorro, la eficiencia, el orden (“trabajo bien hecho”, “limpieza”, “ahorro”, “eficiencia” y “orden” llevados al paroxismo, eso sí hay que “reconocerlo”, en el exterminio industrial de más de seis millones de seres humanos durante la Segunda Guerra Mundial para mayor gloria precisamente de empresas como Volkswagen, las cuales se forraron allí utilizando sin ningún tipo de complejo mano de obra esclava) así como el de la honestidad, la altura de miras, la seriedad, etc., etc., de los alemanes frente a los supuestamente zánganos y corruptos habitantes del sur europeo. Pero una vez más (y van ya…) ellos solitos han quedado retratados. Alemania es una gran nación, nadie lo duda, pero con un defecto capital entre sus gentes, amén del racismo congénito: la soberbia de sentirse perfectos, mejores que nadie, hasta el punto de creerse con el derecho de decirle al prójimo como ha de hacer las cosas o como ha de vivir.

¿Y nuestros acomplejados dirigentes patrios, llámense Zapatero o Rajoy? Pues ahí siguen, inasequibles al desaliento en su comportamiento genuflexo y sumiso, como corresponde a quienes gobiernan (perdón, “administran”, término mucho más preciso) las colonias financieras en que nos han convertido los “cabezas cuadradas”. A ver si, ahora que se ha descubierto que los teutones son tan corruptos, ladrones, chapuceros y sinvergüenzas como cualquiera, se caen ya de la burra y dejan de acudir a Berlín a mendigar o a recibir algún que otro tirón de orejas. Porque lecciones, desde luego, las justas: si “Frau” Merkel y los Panzers financieros de su ministro Schäuble (al que deberían condenar a vivir con una pensión no contributiva de 426 euros para que se diera cuenta del sufrimiento causado por sus demenciales medidas de austeridad) quieren dar ejemplo de honradez, podrían empezar por sacar a la luz los activos tóxicos de sus propias cajas de ahorros…lo mismo lo de Lehman Brothers del 2008 se queda en una bromita…

Y sobre todo, porque no deja de ser curioso que antes de nuestra impresentable e insatisfactoria entrada en la entonces CEE, antes de que nos convencieran que era más importante irse de compras a Harrods (¡hay qué joderse!) que tener un trabajo estable, disponer de buenos servicios sociales o poder formar una familia aquí, España tuviera entonces una industria (siderúrgica, naviera o pesquera) propia de primer orden y que ahora solo vendamos pepinos de los invernaderos almerienses y chiringuitos playeros para que los guiris sajones se emborrachen a destajo, o que antes del euro nuestras crisis se pudieran paliar con efectivas devaluaciones de la hoy añorada peseta y seguíamos funcionando sin necesidad de entregar nuestra soberanía económica a nadie. Curioso, sí, este invento asimétrico que ha resultado ser la UE…

 

RICARDO HERRERAS

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: