LA UE, EN LA ENCRUCIJADA

9 Abr

UE

A finales de marzo, los líderes de la Unión Europea se reunían en Italia para celebrar el 60º aniversario del Tratado de Roma. En la ceremonia, las congratulaciones y fastos de otras veces (el tiempo dirá si también la retórica) parecieron haber dejado paso a la reflexión sobre el sentido profundo del proyecto comunitario y a la preocupación sobre su viabilidad después del terremoto provocado por el Brexit.

            Lo cierto es que en la UE no están para tirar cohetes en la UE; antes bien, sus prebostes se encuentran hoy en una complicadísima encrucijada. Por un lado seguir con una UE como la que tenemos ahora mismo, alejada de la ciudadanía y plegada a unos poderes financieros empeñados en aplicar unas medidas que nos siguen conduciendo a la precariedad laboral, a una mayor fractura social entre ricos y pobres, a los recortes sociales, etc., etc. En definitiva: a menos recuperación económica real (las cifras macro son engañosas) y a más autoritarismo (la causa última del populismo no deja de ser el gran escepticismo que las instituciones europeas genera cada día entre los ciudadanos de a pie).

De otro lado, una renovada UE de los pueblos y las personas que recupere sus postulados primigenios, ésos que pasan necesariamente por la inversión en desarrollo social, por una planificación más democrática de la economía, por la potenciación de los servicios públicos, por impulsar una banca transparente, por un mayor peso del Parlamento con sede en Estrasburgo y Bruselas como verdadera cámara decisoria frente a la todopoderosa (resulta escandaloso ver como el grupo socialdemócrata y el popular han votado conjuntamente más del 75 % de las directrices de la misma) Troika, por la reducción sustancial de la capacidad de Alemania para imponer al resto de los países sus arbitrarias políticas de reducción del déficit…Es decir, más democracia, más solidaridad y más justicia social.

La reciente e impresentable actuación de nuestros dirigentes comunitarios en la crisis de los refugiados es la gota que colma el vaso de todos los despropósitos habidos (véase la intervención neocolonial en Libia,  el apoyo a los elementos más extremistas de Ucrania en un intento fallido de alejar a ésta de Rusia o el cuasi delictivo saqueo de los fondos pertenecientes a los ahorradores chipriotas) y por haber en los últimos años. No, no es una broma. Todo podría conducirnos a una situación límite semejante a la de 1914, pues es evidente que este proyecto ya sexagenario, tal y como aparece pergeñado en estos momentos, carece de identidad propia: está quebrado, fatigado, desnortado y empantanado hasta el cuello en la diabólica dinámica neoliberal.

 Europa no parece haber aprendido nada de su trágica historia y sólo quedan ya los viles intereses de esas élites incapaces de verse como sujetos históricos, solo atentas al lucro desmedido. Sí, Europa parece haber dejado de pensarse históricamente como tal, retorciéndose en el cortoplacismo y revolcándose en su incapacidad manifiesta de verse a sí misma como una construcción colectiva de sujetos capaces de proyectarse hacia el futuro a través de la reflexión de su pasado y presente, aunque después ese futuro pueda no ser como se haya proyectado. Hoy el viejo continente se muestra sujeto al implacable y voraz reinado del dios Cronos, al dinero, a la animalidad, a la simulación, a la pura bestialidad. Ovejas menesterosas en el establo del consumismo, en eso parecen querer convertirnos.

En todo caso, en última estancia, como siempre en estos casos, a nosotros nos corresponderá decidir hacia dónde tiramos para salir de esta disyuntiva.

 

 

                                                                       RICARDO HERRERAS

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: