ENCUESTAS 

26 Nov

encuestas

 

A medida que Trump sumaba victoria tras victoria en los Estados clave, se disparaba el desconcierto de los especialistas en sondeos. El enésimo fiasco de las mediciones electorales (clamoroso en el referéndum británico y ahora abrumador cuando las mismas seguían hablando durante la misma noche de las votaciones de una clara victoria de Clinton) marca uno de los puntos más bajos en su credibilidad para casi todo el mundo. Y las justificaciones (que si el voto oculto, que si la volatilidad, que si la varianza, etc.) a muy pocos convencen ya. ¿Simple coincidencia entonces que de un tiempo a esta parte fallen más que una escopeta de feria? No lo creo.

Los interesados alegan que, con el factor humano de por medio, es mucho más fácil predecir el tiempo que un resultado electoral. Lo cual sería exacto si no fuera porque los pronósticos del tiempo se hacen por científicos objetivos y la mayor parte de los sondeos, digámoslo claro, se hacen más con la intención de influir en el resultado de los comicios que con el propósito de predecirlo.

Examinadas con detenimiento, las encuestas caminan muy cerca de quienes las pagan y encargan. Esto es, empresas vinculadas a grupos mediáticos volcados en establecer líneas editoriales al servicio de sus todopoderosos dueños y a directores de campaña locos por decir a sus jefes lo que quieren oír meses antes incluso de celebrarse las jornadas electorales. En otras palabras, que están bastante lejos de poder considerarse objetivas al tratarse de meras estrategias de mercadotecnia para posicionarse, fortalecer a un determinado candidato o condicionar el voto entre la ciudadanía.

Lo de tratar de aparentar un resultado que provoque una inercia de voto a favor de quienes conviene (en USA “convenía” que ganara Hillary tanto como en Gran Bretaña lo era que ganara el remain) es algo más viejo que la cuchara. Lo de inflar las expectativas de voto de algún candidato para provocar en realidad el efecto contrario canta y mucho. Lo de buscar el voto útil (“¿para que voy a votar a éste si las encuestas dicen que no va a ganar? Para eso voto a los de siempre como mal menor”) lo ve hasta un ciego. Excepto al parecer quienes las elaboran, los cuales viven tan alejados del pueblo y próximos al poder que no parecen enterarse de que últimamente entre la gente están en unos niveles de respeto similares a los de muchos políticos, periodistas, economistas y agencias de rating. O sea, a la altura del subsuelo.

En última instancia, las razones de tanto resultado “sorprendente” sólo se pueden achacar a la insoportable presión que ejercen los propios medios de comunicación sobre los ciudadanos para que tomen la decisión que interesa a los poderes fácticos, lo que les lleva a “precocinar” encuestas lo mismo que a magnificar unas noticias sobre otras o a manipular informaciones con tal de crear el estado de opinión “correcto” en cada momento, obligando a muchos ciudadanos a “esconder” los votos que se consideran políticamente incorrectos o incluso vergonzantes (el caso de los electores del PP en España es arquetípico) para no ser afrontados por la opinión pública. Por eso éstos ocultan tantas veces sus intenciones cuando no directamente mienten al ser consultados por los encuestadores. Sin olvidar que, a diferencia de las nubes en las predicciones meteorológicas, los votantes sí pueden modificar su comportamiento después de leer unas encuestas que en el fondo son al mismo tiempo instrumentos de observación y de alteración.

Así las cosas, lo ocurrido en USA podría marcar el fin de las estimaciones de voto como factor determinante cara a futuras citas con las urnas, tanto para los candidatos como para los electores. Incluso puede que haya llegado el momento de intentar regular su ejercicio por medio de mecanismos públicos garantistas e imparciales, por qué no, ante tanto chanchullo, cachondeo y tomadura de pelo.

 

 

RICARDO HERRERAS

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: