PSOE: (PEN)ÚLTIMO ACTO

8 Oct

psoe_c4310f9c

 

El pasado miércoles a la mañana y desde Santiago de Chile, quien en su momento “jamás” mintiera (ja, ja, ja) a los españoles con “cosillas” como la OTAN, los GAL o los fondos reservados, quien aquí cubrió de lodo la palabra socialismo para los restos, quien en definitiva amparado por las urnas bien pudo hacer de éste un país decente y no lo hizo, decía sentirse engañado por Pedro Sánchez en unas explosivas declaraciones (sin duda auspiciadas y/o bendecidas por el grupo Prisa) que desataron la tarde de cuchillos largos vivida ese mismo día en el número 70 de la madrileña calle Ferraz previa a la dimisión del ya ex secretario general socialista el sábado 1 de octubre.

Interpretaciones a lo sucedido, muchas. Pero, en última instancia, todo apunta a que estamos ante el enésimo acto de servicio (aún cuando ello pudiera conllevar su propio harakiri) de los afines a la vieja guardia felipista para con el sacrosanto régimen del 78, ese que se creó justamente para preservar los intereses de los mismos poderes fácticos que en España han controlado el cotarro desde mucho antes que Franco y de cuyo corrupto devenir el partido refundado en Suresnes a golpe de talonario alemán ha sido protagonista principal junto al PP.

Por tanto, convendría no engañarse. En este grotesco episodio preñado de traiciones de última hora, puñaladas traperas y lanzadas a moro muerto, el defenestrado (al menos, de momento) Sánchez no es ningún héroe que se haya atrincherando en el “no” a Mariano Rajoy por convencimiento ideológico. Más bien al contrario: solo un social-liberal más (ahí está su trayectoria para demostrarlo) que, cuando vio su sillón peligrar, apeló de manera oportunista a los habitualmente ninguneados militantes por puro y duro instinto de supervivencia. En cuanto a los todopoderosos barones regionales, impidiendo que lo que ha sido el desde 1974 secuestrado por el poder económico PSOE dejase de serlo…éstos simplemente han hecho lo que estaba en su tan elitista como autoritaria naturaleza.

Razón añadida por la cual para no pocos – entre ellos, quien firma este breve artículo – la pelea de perros rabiosos a la que seguiremos asistiendo a fin de que los de casi siempre se hagan con los despojos de la formación política que en su momento contribuyó a desmantelar sectores industriales clave de la nación, a bendecir muchas de las privatizaciones del hoy maltrecho sector público, a aprobar reformas laborales tan lesivas para la clase trabajadora como la del 2010, a pactar la alevosa modificación del artículo 135 de la Constitución, etc., no sea ya motivo de pena ni de vergüenza. La pena y la vergüenza quedarán para sus tradicionales votantes, algunos los cuales a buen seguro se habrán caído ahora del guindo tras sufrir tan descomunal chasco.

Una curiosidad. El jueves 29 de septiembre y a altas horas de la noche la 2 de TVE emitía “Los restos del naufragio”, película dirigida por el desaparecido Ricardo Franco precisamente el mismo año en que se aprobó nuestra actual carta magna. ¿Casualidad? Sea como fuere, eso parece que les quedará a quienes hereden el a punto de irse a pique buque socialista al final del combate fratricida que se avecina en los próximos meses.

RICARDO HERRERAS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: