MIEDOS Y OPORTUNIDADES

5 Jul

brexit_3

A pesar de la descarada campaña del miedo (incluida la instrumentalización canalla del execrable asesinato de la diputada laborista Jo Cox) desatada por el establishment político-económico concentrado alrededor de la city londinense, el pueblo británico votó finalmente Brexit el 23 de junio. Al contrario de lo que nos quieren hacer creer los medios a sueldo de las élites, la victoria de la “salida” no ha sido posible tanto por los sectores más xenófobos o aislacionistas del país como sí por los muy castigados trabajadores de sus núcleos industriales y por ende, tradicionalmente laboristas, sin apenas incidencia del UKIP y sin una inmigración significativa, pero cuyas condiciones de vida se han deteriorado hasta límites insoportables tras décadas de destrucción de las conquistas obreras a manos del bloque que formaban Cameron, las grandes empresas y los mercados financieros.

Otra cosa es que la izquierda “europeísta”, al abandonar hace tiempo sus ideales históricos, haya creado un vacío sobre el que avanza una extrema derecha que hasta ahora parece haber homogeneizado la batalla contra la UE de los bancos. En ese sentido, que una parte del electorado del Partido Laborista haya votado en contra de las instrucciones dadas por su dirección constituye toda una declaración de principios contra la ceguera y papanatismo de las cúpulas de esos partidos socialdemócratas que cerrilmente siguen negándose a admitir el hecho de que las políticas económicas dictadas desde Bruselas están resultando lesivas para las clases populares. Si la izquierda hubiera sido consecuente en su día oponiéndose a las mismas, ahora podría capitalizar el descontento ciudadano sin tener que disputarlo con los demagogos ultranacionalistas de la extrema derecha y, lo que es más importante, ejercería su influencia en los organismos europeos para exigir, por ejemplo, una fiscalidad común capaz de redistribuir la renta y corregir los desequilibrios económicos entre los estados miembros. Todavía se está a tiempo.

En cualquier caso, este segundo toque de atención tras el OXI griego (y aún a pesar de la postrera rendición de Tsipras) debería ser en sí mismo lo suficientemente serio como para obligar a Merkel y sus adláteres a rectificar el rumbo a fin de recuperar aquél proyecto comunitario democrático, cooperativo y solidario de los primeros tiempos, secuestrado después por la oligarquía financiera europea en general y por el gran capital alemán en particular, aunque solo fuera para no generar más euroescépticos que a la larga acaben descomponiendo una Europa que muy bien podría acabar ahogada en el fascismo, el racismo o el nacionalismo más obtuso.

Lástima que el resultado de las elecciones generales en España (donde al contrario que en Reino Unido sí triunfó el discurso del miedo) tres días después del referéndum celebrado en Gran Bretaña propicie comprar tiempo a quienes aquí y en Bruselas siguen empecinados en aplicar la diabólica agenda austericida de la Troika precarizando el empleo, recortando el gasto público o debilitando la protección social. Las clases populares debemos prepararnos a corto plazo para nuevos y lesivos recortes. Pero a medio/largo plazo y a poder ser junto a las fuerzas políticas progresistas e internacionalistas, deberíamos hacerlo también para construir un nuevo espacio de integración monetaria con capacidad para rechazar parte de la deuda y renegociar el resto que acabe erigiéndose en alternativa económica y social viable fuera del marco de una Unión Europea paralizada, desgarrada y en estado caótico que, tal cual está concebida desde el infausto tratado Maastrich, es ya irreformable al estar atada desde entonces a los dogmas del neoliberalismo convertidos en leyes para mayor gloria de la lógica del mercado, el predominio del capital, la explotación de los trabajadores y la desigualdad social. Visto así, el Brexit bien podría ser una oportunidad, en tanto en cuanto punto de partida para algo mucho mejor de lo que tenemos ahora.

 

                                          RICARDO HERRERAS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: