Abiertas diligencias contra el presidente de la Audiencia de Valladolid y sus compañeros de sala por el Caso Minas

2 Nov

de http://www.ultimocero.com/articulo/abiertas-diligencias-contra-el-presidente-la-audiencia-y-sus-compa%C3%B1eros-sala-por-el-caso

141102 foto 2 presi audiencia VA

El presidente de la Audiencia Provincial, Feliciano Trebolle. Foto: Juan Carlos Barrena / UVa

Abiertas diligencias contra el presidente de la Audiencia de Valladolid  y sus compañeros de sala por el Caso Minas

La juez de Instrucción 4 ha acordado incoar diligencias previas y se ha inhibido a favor de la Sala de lo Penal del TSJ para que investigue una posible prevaricación de Trebolle, Pizarro y De la Torre

últimoCero

Valladolid

:: Martes, 28 de Octubre de 2014 ::

La Juez de Instrucción 4 de Valladolid, María Ángeles Palmero, ha abierto diligencias contra el presidente de la Audiencia Provincial, Feliciano Trebolle y sus compañeros de la sección segunda, Fernando Pizarro y Miguel Ángel de la Torre, al “presumir la posible existencia de una infracción delictiva” en la actuación de los tres magistrados en el denominado ‘Caso Minas’.

En el citado caso, el ex Jefe de la Sección de Minas de la Junta de Castilla y León en Valladolid, Maurilio Parrado Castro fue condenado a 3 años de cárcel y 5 de inhabilitación por delitos de cohecho en concurso con el de negociaciones prohibidas a los funcionarios y falsedad en documento oficial. Una condena que posteriormente ha sido confirmada íntegramente por el Tribunal Supremo.

Parrado, como ya avanzó últimoCero el pasado 31 de julio, presentó una denuncia por prevaricación contra los tres magistrados de la sala por entender que está siendo víctima de “un ensañamiento y linchamiento judicial” ya que, según relata, “estos magistrados han fallado despreciando la normativa minera, despreciando documentos oficiales y sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (…) despreciando pruebas claras y contundentes de descargo y dando como hechos probados, tan sólo, las declaraciones de los denunciantes aunque estas no reflejen la verdad y sean contradictorias”.

En el auto al que ha tenido acceso últimoCero, (fechado en agosto, pero comunicado hoy) la juez de instrucción 4, además de incoar diligencias previas, acuerda igualmente la inhibición del conocimiento de este procedimiento a favor de la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León con sede en Burgos, dada la condición de aforados de los tres magistrados.

En la denuncia presentada contra los jueces que le condenaron, Maurilio Parrado sostiene que “estos magistrados han fallado habiendo creado de antemano una condena preconcebida antes del juicio y valoración de los hechos”. “No han juzgados los hechos, sino que han condenado directamente”, sostiene el denunciante, insistiendo en que “no han cumplido con su deber, ni con su profesión de juez”. “Han dado como hechos probados aquellos que le sirven para argumentar su fallo preconcebido despreciando y obviado otros hechos y pruebas que contradicen la argumentación del fallo”, resume Parrado en una denuncia en la que de forma pormenorizada y aportando documentos que no formaron parte de la causa en la que se le condenó, trata de ‘desmontar’ los argumentos del fallo condenatorio.

Parrado Castro centra sus esfuerzos en demostrar que no falsificó el documento oficial por el que se le condena y que ni siquiera lleva su firma. Ese documento recogía una frase en la que señalaba que en una explotación minera, sobre la que existían dudas sobre su actividad, se extraía caliza suelta para obra civil, como así lo demuestra documentación de la propia Junta de Castilla y León, que llegó a utilizar ese material para una de sus obras.

Otro de los asuntos claves de esta denuncia es la enemistad manifiesta de uno de los testigos clave, cuyo relato fue determinante a la hora de condenar a Parrado Castro. Se trata del testimonio del abogado Julio César Valle, que trabajó para las empresas que denunciaron al ex Jefe de la Sección de Minas y que intentó sin éxito ejercer como acusación en la causa. Pese a que la Audiencia en su fallo entiende que no existe enemistad manifiesta entre Parrado y Valle, ahora el ex Jefe de Minas en su denuncia contra los magistrados aporta una resolución judicial en la que otro juez sí que entendió que existía.

El ex Jefe de la Sección de Minas, Maurilio Parrado, durante el juicio en la Audiencia. Foto: Carlos Arranz

Pese a ser los fundamentales, estos son sólo dos de las líneas argumentales de la denuncia de 214 folios (a los que hay que añadir los documentos anexos) del ex Jefe de la sección de Minas contra los magistrados de la Audiencia Provincial que le condenaron.

Maurilio Parrado Castro, de forma intermitente y en comisión de servicios, ocupó el puesto de jefe de sección de Minas entre los años 2000 y 2004 y nada más acceder al puesto, denunció sin éxito una trama de autorización irregular de graveras (Rigoberto de los Santos, ex Jefe de Minas, autorizaba los proyectos que presentaba su hijo y que él mismo se encargaba de visar).

La Audiencia Provincial, dejó claro en su fallo que Maurilio Parrado se aprovechó de su cargo para exigir a las empresas Gracalsa, Álvarez Fray y Minas S.L. la contratación de determinados ingenieros de minas, forzar la participación accionarial de su hermano en una de las empresas (Minas S.L.) y exigir dinero (menos de 9.000 euros en total a lo largo de tres años) a cambio de acelerar o no paralizar determinados expedientes mineros.

Al ex jefe de la sección de Minas de la Junta, desde que se presentaron contra él las primeras denuncias hace ya más de 8 años, se le abrieron varios expedientes disciplinarios y todos ellos tuvieron que ser archivados con sentencias judiciales firmes. Uno de ellos, relacionado directamente con uno de los asuntos abordados en este juicio (transmisión de una explotación minera en la que se veía implicada Gracalsa) dio pie a que Parrado presentara una denuncia por presunta prevaricación contra sus jefes: Pablo Trillo Figueroa y el mismísimo consejero de Economía, Tomás Villanueva. El consejero le expedientó por considerar que era contrario al interés público un expediente de transmisión de una gravera (cambio de titular) que había tramitado, aunque en sentencia firme, finalmente, el TSJ dio la razón al funcionario.

La denuncia de Parrado contra el consejero no llegó a instruirse. Fue a parar al Juzgado de instrucción 5 de Valladolid, que el 13 de noviembre de 2007 dictó una providencia en la que señalaba que “a la vista del informe del Ministerio Fiscal”, se debería estar a la espera de la resolución de las diligencias previas abiertas por el juzgado de instrucción 1 (en relación al caso ahora sentenciado por la Audiencia). Cuatro años después, poco antes de las últimas elecciones generales y antes de que se celebrara juicio en la Audiencia, la denuncia fue sobreseída.

La actuación de la Junta de Castilla y León en ese caso concreto fue, cuanto menos, llamativa. Y más si se tiene en cuenta que Gracalsa, la empresa supuestamente perjudicada por la no caducidad de la explotación y la posterior transmisión, es propiedad de la familia Andrés de Quintanilla de Onésimo. Teodoro Andrés es amigo personal del ex presidente del Gobierno José María Aznar, a raíz de sus famosas partidas de dominó. Su hija Marta, fue responsable de NNGG, cargo que abandonó al ser imputada en un caso de estafa en el que finalmente fue condenada.

Noticias relacionadas:

El ex jefe de la sección de Minas de la Junta denuncia por prevaricación a los jueces de la Audiencia que le condenaron

El Supremo confirma la condena de 3 años de cárcel al ex Jefe de la Sección de Minas de la Junta

Condenado a 3 años de cárcel el ex Jefe de la Sección de Minas de Valladolid

Documentos adjuntos:

Denuncia del ex Jefe de la Sección de Minas contra magistrados de la Audiencia Provincial

http://www.ultimocero.com/articulo/el-ex-jefe-la-secci%C3%B3n-minas-la-junta-denuncia-por-prevaricaci%C3%B3n-los-jueces-la-audiencia-que

El ex Jefe de la Sección de Minas de la Junta, Maurilio Parrado. Foto: Carlos Arranz

El ex Jefe de la Sección de Minas de la Junta denuncia por prevaricación a los jueces de la Audiencia que le condenaron

Maurilio Parrado Castro, pese a la confirmación del fallo por el Supremo, afirma que no parará hasta demostrar su inocencia

últimoCero

Valladolid

:: Jueves, 31 de Julio de 2014 ::

El ex Jefe de la Sección de Minas de la Junta de Castilla y León en Valladolid, Maurilio Parrado Castro, ha presentado una denuncia por prevaricación contra los tres magistrados de la Audiencia Provincial que firman la sentencia por la que se le condena a 3 años de cárcel y 5 de inhabilitación por delitos de cohecho en concurso con el de negociaciones prohibidas a los funcionarios y falsedad en documento oficial.

La condena a Parrado Castro ya ha sido confirmada íntegramente por el Tribunal Supremo, pero el ex Jefe de Minas insiste en su inocencia y asegura que “no parará hasta conseguir que se haga Justicia”.

En la denuncia a la que ha tenido acceso últimoCero (ver documento adjunto) contra los tres magistrados de la sección segunda de la Audiencia Provincial (Feliciano Trebolle, Fernando Pizarro y Miguel Ángel de la Torre) Parrado sostiene que está siendo víctima de “un ensañamiento y linchamiento judicial” ya que, según relata, “estos magistrados han fallado despreciando la normativa minera, despreciando documentos oficiales y sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, no teniendo en cuenta las declaraciones de D. Alfonso Navas Berrocal, Jefe de Sección de Minas de Valladolid antes y después de Maurilio, despreciando pruebas claras y contundentes de descargo y dando como hechos probados, tan sólo, las declaraciones de los denunciantes aunque estas no reflejen la verdad y sean contradictorias”.

“Estos magistrados han fallado habiendo creado de antemano una condena preconcebida antes del juicio y valoración de los hechos. No han juzgados los hechos, sino que han condenado directamente”, sostiene el denunciante, insistiendo en que “no han cumplido con su deber, ni con su profesión de juez”. “Han dado como hechos probados aquellos que le sirven para argumentar su fallo preconcebido despreciando y obviado otros hechos y pruebas que contradicen la argumentación del fallo”, resume Parrado en una denuncia en la que de forma pormenorizada y aportando documentos que no formaron parte de la causa en la que se le condenó, trata de ‘desmontar’ los argumentos del fallo condenatorio.

Parrado Castro centra sus esfuerzos en demostrar que no falsificó el documento oficial por el que se le condena y que ni siquiera lleva su firma. Ese documento recogía una frase en la que señalaba que en una explotación minera, sobre la que existían dudas sobre su actividad, se extraía caliza suelta para obra civil, como así lo demuestra documentación de la propia Junta de Castilla y León, que llegó a utilizar ese material para una de sus obras.

Otro de los asuntos claves de esta denuncia es la enemistad manifiesta de uno de los testigos clave, cuyo relato fue determinante a la hora de condenar a Parrado Castro. Se trata del testimonio del abogado Julio César Valle, que trabajó para las empresas que denunciaron al ex Jefe de la Sección de Minas y que intentó sin éxito ejercer como acusación en la causa. Pese a que la Audiencia en su fallo entiende que no existe enemistad manifiesta entre Parrado y Valle, ahora el ex Jefe de Minas en su denuncia contra los magistrados aporta una resolución judicial en la que otro juez sí que entendió que existía.

Pese a ser los fundamentales, estos son sólo dos de las líneas argumentales de la denuncia de 214 folios (a los que hay que añadir los documentos anexos) del ex Jefe de la sección de Minas contra los magistrados de la Audiencia Provincial que le condenaron.

Maurilio Parrado Castro, de forma intermitente y en comisión de servicios, ocupó el puesto de jefe de sección de Minas entre los años 2000 y 2004 y nada más acceder al puesto, denunció sin éxito una trama de autorización irregular de graveras (Rigoberto de los Santos, ex Jefe de Minas, autorizaba los proyectos que presentaba su hijo y que él mismo se encargaba de visar).

La Audiencia Provincial, dejó claro en su fallo que Maurilio Parrado se aprovechó de su cargo para exigir a las empresas Gracalsa, Álvarez Fray y Minas S.L. la contratación de determinados ingenieros de minas, forzar la participación accionarial de su hermano en una de las empresas (Minas S.L.) y exigir dinero (menos de 9.000 euros en total a lo largo de tres años) a cambio de acelerar o no paralizar determinados expedientes mineros.

Al ex jefe de la sección de Minas de la Junta, desde que se presentaron contra él las primeras denuncias hace ya más de 8 años, se le abrieron varios expedientes disciplinarios y todos ellos tuvieron que ser archivados con sentencias judiciales firmes. Uno de ellos, relacionado directamente con uno de los asuntos abordados en este juicio (transmisión de una explotación minera en la que se veía implicada Gracalsa) dio pie a que Parrado presentara una denuncia por presunta prevaricación contra sus jefes: Pablo Trillo Figueroa y el mismísimo consejero de Economía, Tomás Villanueva. El consejero le expedientó por considerar que era contrario al interés público un expediente de transmisión de una gravera (cambio de titular) que había tramitado, aunque en sentencia firme, finalmente, el TSJ dio la razón al funcionario.

La denuncia de Parrado contra el consejero no llegó a instruirse. Fue a parar al Juzgado de instrucción 5 de Valladolid, que el 13 de noviembre de 2007 dictó una providencia en la que señalaba que “a la vista del informe del Ministerio Fiscal”, se debería estar a la espera de la resolución de las diligencias previas abiertas por el juzgado de instrucción 1 (en relación al caso ahora sentenciado por la Audiencia). Cuatro años después, poco antes de las últimas elecciones generales y antes de que se celebrara juicio en la Audiencia, la denuncia fue sobreseída.

La actuación de la Junta de Castilla y León en ese caso concreto fue, cuanto menos, llamativa. Y más si se tiene en cuenta que Gracalsa, la empresa supuestamente perjudicada por la no caducidad de la explotación y la posterior transmisión, es propiedad de la familia Andrés de Quintanilla de Onésimo. Teodoro Andrés es amigo personal del ex presidente del Gobierno José María Aznar, a raíz de sus famosas partidas de dominó. Su hija Marta, fue responsable de NNGG, cargo que abandonó al ser imputada en un caso de estafa en el que finalmente fue condenada.

Noticis relacionadas:

El Supremo confirma la condena de 3 años de cárcel al ex Jefe de la Sección de Minas de la Junta

Condenado a 3 años de cárcel el ex Jefe de la Sección de Minas de Valladolid

Documentos adjuntos:

Denuncia del ex Jefe de la Sección de Minas contra magistrados de la Audiencia Provincial

Comentarios

No conozco bien que habrá hecho este señor.

Enlace permanenteEnviado por Banyan Vines el Jue, 31/07/2014 – 23:45

Ahora que “estos magistrados han fallado despreciando la normativa minera, despreciando documentos oficiales y sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León” eso si me lo creo a pies juntillas.

http://www.ultimocero.com/articulo/trebolle-s%C3%B3lo-el-tribunal-superior-justicia-puede-abrir-diligencias-contra-los-magistrados

presidente de la Audiencia Provincial de Valladolid, Feliciano Trebolle. Foto: últimoCero

Trebolle: ”Sólo el Tribunal Superior de Justicia puede abrir diligencias contra los magistrados de la Audiencia”

El presidente de la Audiencia matiza el auto dictado por Instrucción 4 que ayer adelantó últimoCero

últimoCero

Valladolid

:: Miércoles, 29 de Octubre de 2014 ::

El presidente de la Audiencia Provincial y la sección Segunda de lo Penal, Feliciano Trebolle ha matizado hoy el auto dictado por la juez de Instrucción 4 de Valladolid en el que, a raíz de una denuncia por prevaricación presentada contra los tres magistrados de la sala, se establecía en su parte dispositiva: “Se acuerda incoar diligencias previas procedimiento abreviado”. Según Trebolle “sólo el Tribunal Superior de Justicia es el órgano competente para abrirlas”.

El presidente de la Audiencia Provincial indica que, a pesar del contenido literal del auto adelantado ayer por últimoCero, “no se han abierto diligencias ya que el juez de instrucción, ante una denuncia contra magistrados, que son aforados, no puede abrir diligencias e investigar esos hechos, ya que esa es una competencia que le corresponde a la sala del TSJ, que en principio, tendrá que decidir si admite o no a trámite esta denuncia”.

Trebolle no ocultó su sorpresa por el contenido del auto en el que la juez, además de acordar la incoación de esas diligencias apunta en el apartado de Fundamentos de Derecho que “los hechos a los que se refieren las anteriores actuaciones hacen presumir la posible existencia de una infracción delictiva” a raíz del supuesto estudio de la denuncia presentada por el ex Jefe de la Sección de Minas, Maurilio Parrado Castro, que fue condenado por ese tribunal a 3 años de cárcel y 5 de inhabilitación por delitos de cohecho en concurso con el de negociaciones prohibidas a los funcionarios y falsedad en documento oficial. Una condena que posteriormente ha sido confirmada íntegramente por el Tribunal Supremo.

“Una vez que hemos tenido conocimiento de esta denuncia (publicada íntegramente por últimoCero el pasado mes de julio) nos ha extrañado enormemente lo que ha pasado, ya que el pronunciamiento de esta Audiencia ha sido confirmado íntegramente por el Tribunal Supremo”, explicó el presidente de la Audiencia.

Al margen de si las diligencias están o no abiertas, lo cierto es que este auto, en el que la juez se inhibe a favor del TSJ (dada la condición de aforados de los tres magistrados de la sala: Feliciano Trebolle, Fernando Pizarro y Miguel Ángel de la Torre) tiene su repercusión en el ‘Caso Minas’. La condena impuesta al funcionario de la Junta está en fase de ejecución, ya que la propia sala presidida por Trebolle ha suspendido temporalmente la entrada en prisión del condenado. Aunque el plazo concedido inicialmente ya ha se ha cumplido, la sala segunda de lo Penal de la Audiencia no podrá ahora pronunciarse sobre este particular y tendrá que ser otra sala la que resuelva.

Parrado, como ya avanzó últimoCero el pasado 31 de julio, presentó una denuncia por prevaricación contra los tres magistrados de la sala por entender que está siendo víctima de “un ensañamiento y linchamiento judicial” ya que, según relata, “estos magistrados han fallado despreciando la normativa minera, despreciando documentos oficiales y sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (…) despreciando pruebas claras y contundentes de descargo y dando como hechos probados, tan sólo, las declaraciones de los denunciantes aunque estas no reflejen la verdad y sean contradictorias”.

Noticias relacionadas:

El ex jefe de la sección de Minas de la Junta denuncia por prevaricación a los jueces de la Audiencia que le condenaron

El Supremo confirma la condena de 3 años de cárcel al ex Jefe de la Sección de Minas de la Junta

Condenado a 3 años de cárcel el ex Jefe de la Sección de Minas de Valladolid

Documentos adjuntos: 

Auto de apertura de diligencias contra el presidente de la Audiencia y sus compañeros de sala

Denuncia del ex Jefe de la Sección de Minas contra magistrados de la Audiencia Provincial

http://www.ultimocero.com/articulo/cofely-ingres%C3%B3-25-millones-euros-por-actuaciones-el-hospital-universitario-burgos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: